Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Antonio dice "no" a un beso ruso

'Las noches de Moscú' es el restaurante ruso al que Alona llevó a cenar a Antonio. Es una manera de acercarle un poco a su país y así conocerla más. El tronista quiso integrarse diciéndole una palabra en ruso que un amigo le había enseñado pero "se me ha olvidado" confesó.
La conversación no se hizo esperar, y nada de rodeos, Alona fue directa y preguntó irónicamente, "¿no tienes la sensación de que vamos a ser sólo amigos? . La pretendienta sacó de esa manera el tema de la expulsión de Laura. "Que mala eres", se sorprendió el madrileño. Ella confiesa que la eliminación no le da pena, "contra menos chicas mejor para mí".
Y una vez que empezó no paró, la rusa dejó claro que no era una chica celosa pero dijo "las miraditas en plató no me gustan". Advirtió a Antonio, "tengo mala leche, soy rusa". Pero el tronista piensa "eres muy directa".
El chico ve el momento de sincerarse con ella y de alguna manera se desahoga, "me estoy agobiando". Antonio piensa que según vaya pasando el tiempo en el programa todo será más complicado, y eso le preocupa.
Al final, él se interesó por "¿cómo es el famoso beso ruso?" y Alona se lo explicó encantada, pero Antonio no quiso dárselo porque "yo eso lo valoro un poco más".
Una vez en plató, confesó estar un poco preocupado por lo que pensarían los demás con respecto al tema del beso y, nada más lejos de lo que el pensaba, Pipi defiende la naturalidad del hecho y entiende el beso como un saludo, incluso él mismo se da uno con Alona. Miriam no se queda de brazos cruzados y se "venga" dándole otro beso ruso al nuevo tronista, Manuel.
Antonio se defiende de todo diciendo que para él no tiene importancia pero que no se lo dió porque las demás chicas se podrían sentir molestas. Por alusiones Zuly quiso dar su opinión, "tú haz lo que creas correcto". Ana, uno de los ganchos, incondicional del madrileño le animó y dijo "ya te quisiera yo para yerno".