Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Antonio se enfrenta al toro más difícil de su vida

Sabemos que Rafa y Antonio no son lo que se dice amigos de alma y estamos acostumbrados a verles discutir medio en serio, medio en broma. Sin embargo, no nos podíamos imaginar que la cosa iba a llegar a mayores y que ambos tronistas iban a explotar y a enfrentarse cara a cara. Rafa no está dispuesto a que critiquen a sus padres y el torero no está dispuesto a ser siempre el tontito que tiene que aguantar todos los vaciles de su compañero de trono.
Tengo un problema
Es un pesado, me aburre
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Mientras esto estaba sucediendo, Rafa sacó su cara más maleducada y comenzó a hablar al mismo tiempo por lo que Emma le pidió que abandonara el plató. Al valenciano no le interesaba para nada lo que su compañero de trono estaba contando pero, dijo que la historia de sus padres era muy respetable: "La historia de amor de sus padres no me molesta, es él, me crea somnolencia". Una actuación de Rafa que sentó bastante mal al torero.
Al rato, Rafa entró en plató dispuesto a pedirle disculpas a su compañero de trono pero, Antonio que ya estaba muy cansado de tener que aguantar las salidas de tono del valenciano no le dejó terminar. La bronca estaba servida. Payaso, me río en tu cara, te ríes cuando te miras al espejo, a mí no me hace falta ser así, te tienes que maquillar tres veces, toallitas desmaquillantes, duelos de belleza...  Los dos estaban para lanzarles al espacio juntitos.
A Rafa ya le conocemos pero, en esta ocasión Antonio no estaba dispuesto a volver a quedar como el 'tontito'. La situación se estaba desbordando y Emma no era capaz de parar a dos tronistas metidos de lleno en la trifulca. Ante esta situación la presentadora le pidió consejo a Vicente y le preguntó por sus técnicas para parar a dos alumnos enfrentados. Una mala idea. "Si malos son los alumnos, para mí, el 95% de culpa la tienen los padres. Y para mí, en los tronistas también está el reflejo de sus padres".
La traca final estaba servida. Rafa se levantó y sentenció: "Vicente para hablar de mis padres te tienes que lavar la boca con una de estas del bater (suponemos que se refería a una escobilla) o metértela por el culo", el valenciano estaba muy enfadado. El gancho aseguró que él no se había metido con los padres de nadie, simplemente había dado una opinión. En un intento de defender al gancho, Antonio tuvo algo que decir: "Ha hablado de la conducta, no de otra cosa y tiene razón".
Rafa no se pudo contener, le habían tocado algo que le dolía de verdad, y sacó el toro que lleva dentro. Voces, gestos, tensión, provocaciones... La cosa estaba muy caliente y Emma intentó ponerse en medio y pedir a Antonio que pusiera un punto de cordura en este absurdo pero, no tuvo éxito y terminó expulsando a Rafa del plató.
Después de unos segundos de silencio, Miriam intentó sacar alguna conclusión y defender, en la medida de lo posible, la reacción de Rafa consiguiendo que el torero explotara: "Él puede insultar, él puede provocarme, él puede hacer todo lo que quiera y yo tengo que callarme". , algo que significaba mucho. Además, le pidió que no se dejara llevar por la rabia y que le ayudara mostrando su cordura y su saber estar. Emma intentó explicarle que Rafa había sido expulsado y que él seguía en plató
Una situación rocambolesca que es mejor que veáis en detalle...