Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Antonio: "¿Qué piensas de los flechazos?"

Antonio ha llegado pisando fuerte a plató y arrasando en sus citas. Más suelto que ninguno de los chicos que se han sentado en el trono, el torero nos sorprendió con una primera cita en la que se mostró seductor, atractivo y muy seguro de sí mismo. Eso o que Luz de verdad ha conseguido robarle el corazón a primera vista, la chica lo vale.
 
 
 
 
 
 
 
 
Aunque, desde el primer momento, Luz pareció coger las riendas de la cita, Antonio no se quedó atrás. La bancaria le preguntó por su gusto indiscriminado hacía todas las chicas presentes en plató. Una pregunta ante la que Antonio sacó el capote muy rápidamente: "No, me gustan unas más que otras". Entre risas y miraditas seductoras, Antonio quiso seguir con el tema del amor y le preguntó por los flechazos. "Soy muy enamoradiza", contestó Luz. Una respuesta que hizo que salieran a relucir las parejas que ambos habían tenido.
Antonio se sinceró y le contó que no había estado más de tres o cuatro meses con ninguna chica ya que, se había sentido agobiado por preguntas y decisiones que tomaban por él. Algo, que minutos más tarde reconoció que ahora echaba en falta. Todo apunta a que el cordobés tiene muchas ganas de enamorarse.
Cambiando un poco de tema y dejando que la tensión sensual de sus miradas se relajase, Antonio quiso saber que pensaba su pretendienta del mundo del toro, de su mundo. Sin cortarse ni un pelo, Luz contestó: "Yo no como carne", "Con lo rico que está el jamón", contestó Antonio. Entre risas, la pretendienta quiso dejarle claro que para ella el mundo del toro era algo desconocido y que igual que respetaba la parte de arte que tenía era algo que no le hacía demasiada gracia.
Muy políticamente correcto, el torero le aseguró que él no estaba buscando una persona que compartiera todos sus gustos sino a una persona que le complementase: "Puede que en ese aspecto no estemos de acuerdo pero que si coincidamos en otros". Al terminar la cita, ambos parecieron salir muy contentos de su primer encuentro y estar de acuerdo en que las pequeñas cosas que no compartían se podrían llegar a superar.