Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Astry se derrumba

La cubano no lo ha soportado más y ha roto a llorar en plató, "no lo aguanto". Y es que, no es para menos, desde que se ha sentado en el trono se ha enfrentado a un clon de Rafa y a un pretendiente que no le ha gustado nada pero, nada de nada.
o llegué aquí pensando que era una mujer muy sincera
 
 
 
 
 
Al final del programa, ya mucho más tranquila, Astry ha querido ser sincera y primero le ha preguntado a Raúl si sentía algo por Tamara, porque había notado ciertas miradas. Y después, ha querido que Christián y Santi abandonaran el plató, ya que no sentía ningún tipo de feeling por ninguno de ellos.
Pero, este malentendido no fue el único disgustillo que le esperaba a la modelo, ya que al comenzar su primera cita se encontró con el doble de Rafa, Santi. Aunque, el valenciano intentó cambiar la imagen que Astry tenía de él, no consiguió continuar con buen pie. Su parecido tanto físico, como lingüístico con Rafa se ha convertido en un obstáculo muy difícil de superar para la tronista.
Aunque Astry ha intentado mostrarse comprensiva con los chicos, no puede evitar sincera y decir las cosas tal y como son. Una actitud que ha sido la causante de su siguiente disgusto. "No aguanto más, yo he venido aquí a pasármelo bien y no a sufrir". Y es que esta chica es puro sentimiento y ha comenzado a sentirse culpable por pensar demasiado en los chicos y en el daño que les podía estar causando con su forma de decir las cosas.
Ante esta reacción Miriam y el resto de los presentes en plató le han aconsejado que debe quedarse sentada en el trono y seguir luchando por ella misma, ya que lo primero que tiene que hacer es quererse más a sí misma y a partir de eso empezar a pensar en los demás. Emma le ha puesto el ejemplo de Soraya, que lloró en muchas ocasiones y estuvo a punto de renunciar y que al final había encontrado el amor con Javi y ahora está radiante de felicidad.