Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Astry: "Ya no es igual, algo se ha perdido"

El regreso de Raúl se ha hecho notar. En cuanto el pretendiente entró por la puerta por segunda vez, Astry volvió a sonreir y le eligió para la cita. Parece que le echaba de menos. Todo parecía volver a sus sitio cuando ambos han estado hablando y zanjando el tema de la expulsión, pero una vez en plató Astry ha confesado que nota un paso atrás en su relación.
Al principio del encuentro Astry le ha mostrado el temor que ella tenía cuando le hizo la petición de que volviera, "pensaba que me ibas a decir que no", pero Raúl, aunque dice que en un primer momento se sintió algo reacio, le ha confesado "vine por ti".  
Después han estado hablando de sus actitudes al principio de conocerse, de la relación de amor-odio que mantenían pero que en el fondo a los dos le gustaba. Raúl le confiesa que se sintió muy mal cuando le echó del programa porque  "ni siquiera me miraste". Y ella le dice que su actitud chulesca cuando le dió el beso no le gustaba nada, aunque él se ha defendido de cierta manera, "yo me siento el rey de la manada cuando miran a mi chica".
Una vez todo 'olvidado', el madrileño ha confesado que está dispuesto a seguir luchando por ella, "sólo le pido respeto", no quiere que vuelva a suceder un enfrentamiento. Pero la impresión de la cubana ha sido algo diferente, "ya no es igual, algo se ha perdido".
Esta frase final ha seguido coleando en el plató, "todo se ha vuelto hacia atrás", ha dicho ella, "no somos los mismos". Esta opinión ha dejado a Raúl 'a cuadros', "me estoy quedando alucinado". Él pensaba que todo seguía igual y que había tenido una buena cita. Astry, que piensa que se le han malinterpretado sus palabras, le aclara, "yo también estoy agusto contigo pero no siento lo mismo que antes". Ella misma se siente culpable de todo por haber actuado por un impulso, "siento que se han perdido muchas cosas por el camino".
Raúl intentando hacer oídos sordos a sus comentarios y sacar el lado positivo al asunto ha dicho "cada vez la entiendo mejor". Piensa que él es el hombre adecuado para la tronista.
Pero Ángel, el nuevo pretendiente, no ha querido perder la oportunidad de intervenir y ganar puntos. "Yo creo que la magia entre ellos se ha perdido", y después le ha regalado un anillo a Astry. No es la primera vez que el pretendiente le demuestra que busca una relación muy seria, porque cuando entró le regaló unos patucos por su intención de formar una familia.