Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Blanca: "Ahora mismo, es el único pretendiente que puede alcanzar donde está Raúl"

De esta forma, Jenni recibía un nuevo 'golpe', aunque tampoco le causaba mucho dolor, pues intuía que entre ella y Aitor no iba a surgir nada especial. Ahora, Blanca se convertía en el objetivo del pretendiente y la tronista extremeña le aceptaba como pretendiente, pues aseguraba que desde el principio le había causado muy buena impresión.
Teniendo en cuenta la corta experiencia vivida con Jenni, Aitor no quería perder el tiempo con Blanca y a su primera cita le sacó todo el jugo que pudo para quedar claro sus sentimientos hacia Blanca. Y las primeras palabras que tenía para su nueva tronista eran de agradecimiento por no haberle rechazado, seguidas de una carta que le había escrito: "Blanca, me he armado de valentía para reconocerme a mí mismo que había errado en mi elección. Soy consciente de que en estos momentos te rodeas de una armadura. Yo encontré las llaves para liberarte".
Blanca se quedaba muy sorprendida por estas letras y le confesaba que cuando decidió cambiarse a su bando, no era el mejor momento para ello, pero la tronista le aceptaba porque aseguraba que no se iba a cerrar puertas a sí misma. "Está claro que quiero conocerte", le decía la extremeña cuando Aitor le comentaba que las expectativas que tiene en su vida con Jenni no las podía cumplir.
"En ti veo, que bajo la neutralidad, concedes el beneficio de la duda a todos los demás aunque Raúl tenga un estatus superior ", le comentaba el pretenidente haciendo referencia a la relación especial que existe entre Blanca y Raúl, señalando que se cambió de bando con todas las consecuencias. "Raúl es super especial para mí y lo seguirá siendo, pero no me voy a cerrar a conocer a más gente", le contestaba la tronista.
La extremeña también le reconocía que en el momento en el que Aitor entró en el programa, le gustó para ella, por lo que cuando el pretendiente decidió conquistarla a ella, Blanca no le rechazó. Aclarados estos puntos, Aitor le era muy sincero a su tronista: "Yo, hasta que no te vayas con Raúl de la mano, no voy a renunciar a seguir conociéndote". Y con esta confesión terminaba este primer encuentro.
Por separado, Blanca señalaba sobre Aitor que: "Lo que más me llamaba la atención desde el principio era su forma de hablar y actuar. Ahora mismo, de los pretendientes que tengo es el único que puede alcanzar donde está Raúl". Por su parte, Aitor afirmaba que: "Quiero estar a la altura de Raúl y cuando llegue a esa expectativa, poder ofrecerle ese punto que igual Raúl no puede ofrecerle".