Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Blanca (sobre Carlos): "Está perdonado, no quiero perderle"

La verdad de Marta hirió a Blanca provocando sus dudas y Carlos, aunque no quiso "atacar", se defendió. Sin embargo, la confianza en la que se basaba la amistad de tronista y pretendiente parecía haber sufrido daños irreversibles por lo que Carlos acabó la cita diciendo "ahí se va una gran mujer". Parecía que el final de esta historia había llegado pero Carlos asistió a plató y su tronista, aún con dudas, tenía muy clara una cosa: "No le quiero perder, sigo confiando en él", unas palabras que bastaron a Carlos "Estoy aquí por ti, me quedo".
Carlos y Blanca necesitaban una cita para aclarar todo lo ocurrido tras la intervención de Marta, ex de Carlos, en el programa. Blanca siempre había confiado en todo lo que Carlos le contó ya que se conocieron fuera de cámaras durantes las vacaciones del programa. Sin embargo, con la presencia de Marta en plató y su versión , las dudas comenzaron a surgir.
La primera frase de la tronista fue elocuente "tienes muchas cosas que explicarme", le decía a Carlos quien, aparentemente triste, no sabía qué explicar ni qué había hecho. En los mensajes que Marta expuso en plató, se podía ver que Carlos había planeado ir a un bolo primero con Marta y luego con Blanca lo que provocó las dudas de la ahora tronista quien le decía a su pretendiente, "entiéndeme, no sé si estás jugando con las dos".
Pero Carlos se defendía asegurando que no juega con nadie y que "has leído cuatro mensajes, si quieres, te doy los mensajes y las contraseñas...Te saco 20 páginas", le explicaba a la tronista. Finalmente, Carlos explotaba asegurando de Marta que "esta chica no está bien, ya lo digo, está en tratamiento y no está bien".
Sin embargo, para Blanca, tras leer los mensajes de Marta, "si soy ella no me creo que tú quisieras romper conmigo. Hasta ayer te entendía, pero hoy no te entiendo", decía y para Carlos ya fue demasiado: "En cuatro meses nadie me ha ataco y en tres días que llevo sentado contigo... esto ya no lo puedo soportar más".
Pero Carlos no es el único, Blanca tampoco puede sobrellevar esta situación: "yo no quería esto, te pedí que te quedaras porque me interesabas...he roto las reglas por ti, estaba apostando mucho por ti", dijo la tronista pero no es la única que estaba ilusionada, "¿Qué crees, que yo por ti no?" y es que Carlos lo tiene muy claro, no quiere perder su amistad "para mí es más cómodo seguir fuera tomándome un café contigo que estar sentado ahí, no llevo bien las críticas y, menos, sin motivo".
El ambiente era demasiado tenso para ambos, "dejémoslo" decía Carlos quien se levantaba, abrazaba a su tronista y se iba. Las lágrimas de Blanca le impedían hablar y él, aparentemente tenso decía ante las cámaras "ni antes éramos tan buenos ni ahora tan malos...No vuelvo a entrar. A mí ella me encanta", parecía que Carlos estaba tirando la toalla y dijo "Ahí se va una gran mujer, no tengo más que decir", se quita el micro y se va, "se ha acabado, se ha acabado".
Sin embargo, en plató, Carlos estaba sentado en su silla pero su semblante seguía siendo igualmente serio y expuso sus dudas "el pilar para que yo esté sentado aquí era la amistad y ese pilar tiene grietas". Por su parte, la tronista, no podía creer que Carlos fuera tan frío como para entrar al programa con el objetivo de sentarse en el trono, "no puedo pensar que me ha engañado en todo lo que me ha dicho".
Y para demostrar que no la ha engañado, Carlos había llevado su verdad. Sus mensajes. Pero él sólo hizo una copia para Blanca, para que la tronista los leyera en la intimidad.
Ella quería confiar y él quería que ella confiara. Sin embargo, no estaba claro si ambos querían continuar con su historia dada la pérdida de confianza. Blanca era consciente de que, en parte, él se quería ir pero "no le quiero perder". Por su parte, Carlos no la podía dejar ir pero tampoco aguantaba la situación.
Y entonces, intervino "es el momento de levantar la cabeza y decidir si apuestas por tu tronista o no", le decía a Carlos pero si algo tenía claro él es que "tengo ganas de luchar, es la primera cita de la que me fui llorando. Pero la confianza se ha roto por parte de ella" y le preguntaba directamente a Blanca, "¿Crees que esto se va a superar?" y ella mostraba dudas "No lo sé. Hay un daño, pero tampoco te quiero perder". Emma:
Finalmente, Blanca decidió perdonar "sigo creyendo en él" y estas palabras parecieron sobrar a Carlos, "Estoy 100%, sí, sí, sí, me voy a quedar".