Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Blanca y Juanjo se quitan las "corazas"

Tronista y pretendiente han descubierto un punto en común muy fuerte: Su infancia. Ambos han tenido una vida difícil debido a la ausencia de sus respectivos padres por lo que en sus relaciones personales mantienen una "coraza" que ahora se han quitado. Tras expulsarle, Blanca fue en busca de Juanjo, un gesto que sirvió para aclarar muchas cosas pero, sobre todo, para demostrar que entre ambos empieza a surgir la química e incluso los sentimientos. Juanjo se lo pensó pero, por fin, ha vuelto a plató para seguir con la conquista de su tronista.
Blanca expulsó a Juanjo pero pronto se arrepintió y fue en su busca. La tronista se plantó en la estación de tren para impedir la marcha de su pretendiente dando lugar a una cita plagada de tensión pero también de química. La tronista mostró su arrepentimiento fruto de la confusión vivida en plató y el pretendiente sus dudas ya que no ve claros los sentimientos de su tronista.
En la cita también afloró la difícil situación en la que ha vivido Juanjo su infancia, unas circunstancias muy parecidas a las de Blanca quien, en plató, aseguraba comprender a su pretendiente "le cuesta coger confianza porque se ha criado solo, por eso nos ponemos escudos". La tronista se ve muy identificada con la historia de Juanjo ya que al igual que él, ha vivido sin su padre. Durante su infancia, "mi madre trabajó e intentó luchar cuando mi padre faltó para que nosotros [ella y su hermano]". Debido a esta situación, Blanca se ha definido como "una chica rebelde porque me encontré sola con 12 años".
Además, tuvo una pareja estable durante 9 años y, tras su ruptura "ahora tengo miedo a ese dolor y al fracaso otra vez". Sin embargo, en Juanjo notó muy pronto que hay "algo especial, pero no salía. Sólo cuando le das en el fondo lo saca". Por ello, cuando vio su reacción al expulsarle, decidió ir a por él.
Como decía Emma García, cuando se toman este tipo de decisiones, muchas veces es demasiado tarde pero, en otras ocasiones "se llega a tiempo". Y entonces entró Juanjo quien estrechó entre sus brazos a su tronista que estaba visiblemente emocionada.
Una vez en plató, Juanjo aseguró estar muy "afectado". Cuando se fue, no pensaba volver pero el hecho de que Blanca fuera a por él "fue un punto muy fuerte, conseguí ver dentro de ella, unos sentimientos, un acercamiento... Algo que no habíamos conseguido en las citas. Hasta entonces, no había habido esa química".
Debido a su difícil infancia, ambos mantienen en sus relaciones personales una "coraza" que ahora parecen haberse quitado, "he tenido una vida muy distinta... siempre de aquí para allá, no he tenido una estabilidad y tampoco la tengo hoy". Debido a la separación de sus padres, a una época viviendo con su padre o a los cambios de trabajo o de situación personal de su madre, el pretendiente ha viajado de un lugar para otro lo que implica una carencia "te tienes a querer a ti mismo porque eres el único que va a estar siempre", explicaba.
Ahora, asegura que su familia está muy orgullosa de él pero le piden que se muestre tal y como es, algo que, parece, hasta ahora no ha hecho, "pero tiempo al tiempo, tienes que ir conectando con la persona".