Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Blanca: "Necesito chicos que demuestren lo que sienten de verdad"

El mercado ha sido el escenario escogido por la pareja para tener su primera cita. Tal vez el lugar escogido fuera la razón por la que resultó tan fría. Kike acaba de entrar en el juego y Blanca no lo tiene nada claro por el momento. La incapacidad de Kike para expresar sus sentimientos es un muro que tendrán que derribar.
Kike desde el primer momento ha demostrado que no confía en que sea él el elegido por la tronista: "He llegado el último y me da que él que llega el último tiene poco que hacer". Blanca le intentó tranquilizar porque aún queda mucho tiempo para que tome la decisión: "A ti te conozco algo más, así que llevas ventaja". Pese a su actitud derrotista, parece que el pretendiente aún alberga algo de esperanza y no se ha rendido del todo porque todavía piensa que puede haber un futuro entre ellos: "Si en un futuro tuvieramos un hijo tú y yo, ¿cómo lo vestirías?" La pregunta sorprendió un poco a Blanca, y cuando ésta se repuso le dejó claro que en el fondo es una chica clásica.
Este clasicismo no sabemos hasta que punto llega, porque la cara de Blanca en el momento en que le pregunto cómo se apañaba como 'amo de casa' era un verdadero poema. "No sé hacer nada, ni lavar, ni planchar..., confesó el madrileño. En realidad hay algo que sí sabe hacer: "Todo lo que se haga en el microondas", ha bromeado. Como es normal en una primera cita, Blanca ha querido indagar un poco en el currículum sentimental de Kike: "He tenido amigas con derecho a roce", ha admitido. Puestos a pedir el mejor momento es una despedida, o así lo cree Blanca: "La próxima, una cena con marisco".
Tras la cita, las primeras impresiones de ambos se enfocaban en lo mismo: "No puedo expresar mis sentimientos de verdad", se ha lamentado Kike. Por su parte, la tronista se ha quejado exactamente de eso: "Lo he visto raro, necesito chicos que me demuestren lo que sienten de verdad". Mientras Kike se iba con un buen sabor de boca porque Blanca había conseguido impactarle, ésta ha admitido que no lo tiene nada claro.