Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Blanca se queda sin pretendientes

Cuando parecía que Blanca estaba a punto de encontrar el amor, se ha encontrado con la marcha de prácticamente todos sus pretendientes. Raúl está convencido de que Blanca no siente nada por él, Juanjo decide abandonar por desconfianza hacía la extremeña, Josep sigue en Nueva York y Carlos por fin, ha decidido volver a su Zaragoza natal.
Raúl está convencido de que no es hombre de Blanca
 
Tras ver el último encuentro de Blanca y Juanjo, Raúl quiso decir algo y aunque aseguró, que no estaba enfadado y que no se trataba de ninguna guerra, ni de hacer daño a nadie, quiso comunicarle a la tronista su deseo de abandonar el programa. Más sincero que nunca, el pianista explicó sus motivos y consiguió llegar al corazón de todo el mundo y es que, Miriam no se equivoca y Raúl es el chico que más merece la pena de todos los que han pasado por el programa. "Hay una cosa que me ha dolido especialmente, más o menos ya lo sabía pero, que dijeras que el beso fue para probar a Juanjo. Yo lo tengo muy claro, de hecho el último día, el día más bonito fue el día que lo vi más claro. He visto claro que no soy yo. A lo mejor, haciendo cosas te hago pensar pero es que no tienes que pensar, tienes que sentir y yo no te hago sentir. Sé que no soy yo ni voy a ser yo. No pasa nada, me da mucha pena", así argumento Raúl su decisión antes de que Blanca le interrumpiera y le pidiera por favor que se quedara: "Si siento por ti". "Me voy a ir", continuó argumentando el madrileño hasta que Blanca no pudo esconder más sus sentimientos y se levantó a abrazarle y pedirle por favor que le diera una nueva oportunidad para demostrarle sus verdaderos sentimientos.
 
Blanca no paró de insistir para que no se marchara pero, es que Raúl parece tenerlo muy claro: "Cuando miras a Juanjo brillas y conmigo no. Él consiguió con un bocadillo de calamares más de lo que yo conseguí con rosas y champán". Al final, Raúl aunque, muy seguro de su decisión, decidió volverse a sentar en su silla de pretendiente siguiendo los deseos de Blanca.
 
 
Juanjo abandona la conquista de Blanca
 
Con sus dos sobres en la mano, llegó el turno de Juanjo: "Yo tengo claro que me voy ya". Y es que, al valenciano no le pareció bien la actuación de Blanca con Raúl y sobre todo, que es consciente de que Blanca sigue sintiendo algo por Víctor y prefiere, en lugar de calentar la silla, que haya otra persona en su lugar que sea capaz de conquistar a la extremeña. Unos argumentos que no parecieron convencer a nadie ya que incluso, llegó a afirmar que no había existido la química entre ambos.
 
 
Esta versión de Juanjo llevó a Blanca a explotar y asegurar que entre ella y Víctor nunca había existido una relación: "Lo nuestro terminó cuando se terminó el programa. Nunca llegó a comenzar". Una versión que, confirmó el ex tronista al entrar en plató unos minutos después.
 
Más tarde, volvió a llegar el turno de Juanjo y aseguró que prefería llevarse una buena bonita amistad con Blanca, algo que la extremeña le negó. Y es que, la tronista está convencida de que más de lo que a hecho es imposible y esto le lleva a pensar que su presencia en plató era para calentar la silla. Un comentario que le sentó muy mal al valenciano que llegó a afirmar que él no podría estar con una persona en la que no confía. La tensión hizo que incluso llegara a protagonizar un pequeño enfrentamiento con Víctor.
 
A pesar, de que mucha gente le animó a quedarse en plató, Juanjo mantuvo su decisión y se marchó del programa no sin antes, agradecer a todo el mundo la oportunidad que le habían dado a su madre. Fue inevitable, que antes de que Juanjo abandonara el plató Blanca y algunos de los ganchos comentaran que su único objetivo como pretendiente había consistido en llegar al trono a cualquier precio.
 
Carlos vuelve a Zaragoza
 
Después de utilizar su último cartucho en su cita con Blanca, Carlos decidió tirar la toalla y volver a su tierra. Y es que, los nervios y las tensiones protagonizadas en plató no le han dejado centrarse en la conquista de la extremeña y ha visto como se escapaba lo que en la calle podía haberse convertido en una relación seria. Pero, antes de despedirse de Blanca con un intenso abrazo, el maño quiso decir a sus dos rivales que no fueran tontos ya que él estaba convencido que ambos estaban al 50 por ciento de posibilidades. "En Juanjo ve la pasión y en Raúl la relación estable que está buscando", sentenció Carlos.