Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Busco a un hombre culto, divertido y con inquietudes"

La nueva reina del tronotelecinco.es
Después de una carrera a por el trono un tanto reñida, Maite Gallego consiguió hacerse con el triunfo. Como aspirante a tronista ha logrado ganarse a todo el público. Es guapa, simpática y muy divertida. Hoy se sentará en el trono de Mujeres y hombres con la intención de encontrar a su media naranja.
Matie Gallego es madrileña, tiene 23 años y es modelo de tallas grandes. En su carrera hacia el trono ha tenido que pasar muchas pruebas. Nos demostró sus dotes de seducción, bailó y  también cantó. Y todos los retos los superó con éxito. Para Maite no existen las dificultades. Ella puede con todo. En muy poco tiempo se ha hecho con el cariño de los colaboradores y del público. Maite se deja querar, . sólo una cita  le llegó para ganarse el cariño del mismísimo Rafa Mora
A pesar de ser muy joven, Maite tiene las ideas muy claras. Sabe lo que quiere en la vida y lucha por lograrlo. "Aunque soy incapaz de reprimir mis sentimientos y emociones tengo muy claro lo que deseo conseguir en la vida y cómo lograrlo", comenta.
A pesar de ser una chica muy completa, Maite no ha tenido mucha suerte en el amor. Su relación más duradera ha sido de tres meses. En el trono quiere conocer a su príncipe azul. Busca a un chico inteligente, educado y fiel. Le gustan los chicos mayores que ella, cultos, con inquietudes y muy cariñosos.
Maite se define como una chica sincera, fiel y transparente. "Soy una mujer exigente conmigo misma y con los que me rodean y también inteligente, ingeniosa y algo irónica", comenta.
En 'Mujeres y hombres' ya ha demostrado que el baile es una de sus mayores aficiones: "El baile me hace sentir viva y la danza oriental en particular, ya que me permite mostrar mi faceta más femenina y sensual".
Esta madrileña es una mujer llena de cualidades. Es guapa por dentro y guapa por fuera. Es una mujer transparente, muy natural y muy segura de sí misma. Se sienta en el trono cargadas de ilusiones y con la esperanza de conocer al hombre de su vida, aunque con un poco de miedo de llevarse alguna decepción.