Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carmen: "Ni los fuertes son tan fuertes ni los débiles tan débiles, por eso voy a luchar para demostrar quien somos cada una"

Como ya sucedió con Luz, Antonio quiso que Carmen también se convirtiera en tronista por un día para poder ser él su pretendiente, y la chica lo hizo muy bien. Además de regalarle un cuadro que había pintado ella misma, quiso bailar junto al torero una canción muy especial para ella, pero cual Cenicienta, al finalizar la canción Carmen salió corriendo dejando a Antonio solo, según ella, porque si se quedaba un minuto más no iba a poder evitar tirarse encima de él.
Cogiditos de la mano llegaban Antonio y Carmen a su quinta cita . En este caso Carmen era la tronista y Antonio hacía de pretendiente, por eso fue ella quien abrió el brindis: "Porque me encantaría que te quedaras conmigo", le dijo. Antonio, más diplomático y ecuánime, añadió: "Porque triunfe el amor".
Ya en plató, Carmen volvió a repetir que quería tener una cita de 24 horas con Antonio, pero que quería que fuera en Badajoz, su tierra, para poder sorprenderlo aún más. Ante la petición, Emma le dio permiso y la animó a que la fuera preparando, insinuándole que si se daba el caso podrían, incluso, apagarse las cámaras.
Hecho el brindis, la pretendienta le tapó los ojos al tronista mientras buscaba una sorpresa muy especial que tenía preparado para él. Cuando el torero vio el regalo no pudo evitar ilusionarse, ya que se trataba de y con una bonita dedicatoria: "Este cuadro hecho con mucho cariño yo te lo regalo con amor y, poco a poco, te voy entregando mi corazón". un cuadro que había pintado la misma Carmen, en el que aparecía Antonio toreando
 
El tronista sorprendidísimo le agradeció el regalo con un largo abrazo, pero esa no era la única sorpresa que Carmen le tenía preparada. La pretendienta quiso que en ese instante sonara 'Unchained melody', para pedirle, entonces, a Antonio que le concediera un romántico baile. La extremeña le explicó que esta canción significaba mucho para ella y por eso había querido compartirla con él.
 
Cuando terminó la canción, después de pedirle una cita de veinticuatro horas y de fundirse en un cariñoso abrazo, Carmen salió prácticamente corriendo, como si de Cenicienta en el baile de medianoche se tratase, y . dejando a Antonio loquito de amor
 
Tras la cita, Carmen justificó el motivo de su huida: "Me he ido corriendo porque como soy tan impulsiva o me tiro o me voy, así que he huido como la Cenicienta", explicó. La pretendienta sabía que la competencia era fuerte, pero lo tenía claro: "Ni los fuertes son tan fuertes ni los débiles tan débiles, por eso voy a luchar para demostrar quien somos cada una", dijo con bastante seguridad.
 
Antonio estaba ensimismado con la cita que le había preparado la pretendienta , algo que aunque le gustó muchísimo le hacía dudar: "Ahora mismo Carmen, junto con Luz, son las chicas que me hacen más ponerme en duda. Si tuviera que escoger, ahora mismo, a una para salir del programa no sabría que hacer", aseguró.