Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Charo: "Agata me confesó que estaba en el plató para promocionarse"

La primera cita entre Ágata y Raúl fue realmente bien. Los dos tenían muchas cosas en común y salieron con la sensación de que entre ellos podría surgir una bonita historia de amor. Pero las buenas vibraciones con las que salieron del encuentro se truncaron en plató. Charo tenía una confidencia, aseguró que Ágata estaba en 'Mujeres y hombres' para promocionarse. Las pretendientas se embarcaron en una tremenda discusión de la que Raúl no logró sacar nada en claro.
Raúl quedó muy impresionado al ver a Ágata. Era una chica guapa, parecía agradable y cantaba como los ángeles. Con la entrada triunfal de la lituana, Raúl no tardó en darle una cita para ver que tal congeniaban. Los dos hablaron tranquilamente. Raúl le pidió a la pretendienta que fuese sincera, quería salir del programa con una relación que dure toda la vida, por eso quería que no hubiera malos entendidos entre él y ninguna de sus chicas. 
El pianista le comentó a Ágata que sabía que ella y Oliver eran viejos amigos. La pretendienta le contó que se habían conocido por motivos de trabajo, pero no tardó en aclararle que entre ellos nunca había pasado nada. Tras la cita los dos salieron muy contentos. A él le gustaba ella y tenía muchas ganas de conocerla. A Ágata también le causó muy buena impresión el tronista, y estaba deseando que le diera una segunda oportunidad.
Pero la felicidad de la primera cita, no continuó en plató. Charo se encargó de abrir la caja de los truenos al asegurar que Ále había comentado que estaba en el programa para promocionarse. Según la sevillana, Ágata también le había dicho que pensaba que Raúl estaba por el mismo motivo. Charo aseguró que la lituana le había comentado más cosas, como que ella y Oliver eran amigos. gata
Ágata negó en todo momento las confidencias hechas por Charo. Aseguró que todo era mentira y amenazó a la sevillana con contar todo lo que ella le había dicho. Raúl no daba crédito a lo que estaba sucediendo entre sus pretendientas. Quería verles las caras mientras discutían, así que las invitó a que se sentarán con él en la mesa camilla.
El pianista le preguntó directamente a Ágata si era cierto que ella creía que él estaba en el programa para promocionarse. La lituana no le contestó. Optó por referirse a Charo: "Me da mucha pena decir lo que realmente me dijiste tú, no quiero ni nombrarlo. Soy una persona más educada, con mayor nivel que tú", le espetó.
Raúl le paró los pies, le comentó a Á gata que se estaba equivocando al ponerse por encima de Charo y le aseguró que no se creía sus palabras. Además comentó que cuando en la cita le sacó el tema de su amistad con Oliver, la pretendienta se puso a la defensiva y le dio la sensación de que habían sido algo más que amigos.
Ágata estaba cada vez más enfadada y justificó que se había puesto a la defensiva porque tenía que defenderse. La pretendienta decidió arremeter contra Charo y comentó a Raúl que ella había hablado mal del programa y de las personas que trabajaban en él, pero la sevillana lo negó.
Raúl no sabía a quien creer. Como ninguna de las dos daba su brazo a torcer y cada una mantenía su versión, decidió dejar a las dos sentadas en las sillas de pretendientas y dejar que sea el tiempo el que decida quién dice la verdad.