Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Charo, la preferida de Raúl

En su primera cita con Raúl, Charo hizo algo diferente. La pretendienta decidió romper el hielo marcándose junto al madrileño un baile de Bollywood y la verdad es que le funciono porque después de la coreografía los dos tuvieron una agradable conversación en la que hablaron muy tranquilos, en la que no existieron los nervios típicos de las primeras citas.
 Charo y Raúl se gustaron a primera vista. El tronista dejó claro que de todas sus pretendientas, Charo era la que más le atraía físicamente.
En su primera cita con el madrileño, Charo se llevó a Raúl a bailar una danza de Bollywood. Aunque el tronista no quiso bailar, Charo no desaprovechó la oportunidad de mostrarle al madrileño sus dotes como bailarina. Después del baile Charo se llevó al tronista a un lugar más tranquilo para poder hablar y conocerse un poco mejor.
Lo primero que Raúl le quiso comentarle a Charo fue que iba la primera en su particular ranking de pretendientas. Ella, contenta pero a la vez un poco incrédula, bromeó preguntándole sí después del baile no había descendido en ese ranking. Lo siguiente que quiso saber Raúl fue cómo le gustaban los chicos a la pretendienta. Ella le comentó que le gustan los hombres que le dejen su espacio, "que no sean agobiantes". También le confesó que solía enamorarse de chicos cariñosos pero con carácter y que sepan lo que quieren.
Charo es sevillana y Raúl le preguntó si estaría dispuesta a dejarlo todo y trasladarse a Madrid por amor. Ella le comentó que no le importaría irse de Sevilla por su pareja.
La sevillana también quería saber cosas de su tronista  y le preguntó si era de relaciones esporádicas o serias. Raúl le contestó que depende de la persona, pero que espera salir del programa con una relación que dure para toda la vida. Además quiso saber si Raúl se sentó en el trono para buscar el amor real o para vivir una experiencia. Raúl entró "por las dos cosas", pero su principal objetivo es encontrar a una chica que le guste y en la que pueda confiar.
Para despedirse de su tronista, Charo le confesó que tiene muchas ganas de seguir quedando con él.  "De momento vas a seguir conociéndome", le respondió Raúl.
El balance de este primer encuentro  fue muy positivo. La cita fue sobre ruedas. Parecía que se conocían de toda la vida y los dos se gustaron mucho. Raúl salió muy contento con Charo. Descubrió que es una chica muy simpática y extrovertida. "Es muy sincera y no me genera ningún tipo de desconfianza", comentó el tronista. Ella también se fue encantada, se lo pasó muy bien durante la cita y comentó que Raúl le gusta "mucho mucho".