Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Das una impresión de la típica chica go-gó, de imagen, así accesible"

La primera cita de Rafa y Mariela tuvo lugar en el jacuzzi. Los chicos hablaron tranquilamente y con total sinceridad. El tema de Pipi, evidentemente, salió, ya que Rafa quiso poner a prueba a la pretendienta que salió muy bien parada. Tras la cita ambos estaban contentos, pero el tronista no entendía como a una chica le podían gustar dos personas tan distintas como él y el asesor del amor, pero Mariela le dejó claro que si estaba en el programa era, únicamente, porque él era quien le gustaba.
solo tardó unos minutos en convertise en protagonista
"¿Tú estás acostumbrada en una primera cita a irte a un jacuzzi con un hombre? Como el primer día que quedaste con Pipi copulásteis...".
había tenido una noche loca con Pipi
La pretendienta, muy tranquila, le contestó que ni tampoco había quedado con él y le aclaró que ellos ya se conocían. Rafa quiso dejarle claro lo que estaba buscando en una mujer: "Yo estoy buscando una chica que, a parte que tenga un físico espectacular, no sea la típica que haya estado conmigo y con quinientos". Mariela quiso explicarle que ella no era así: "No soy una santa y no me voy a vender de nada pero tampoco soy una tía de rollos, ni de irme una noche con alguien que no conozco". no había sido el primer día que había quedado con Pipi
Para que no le quedara ningún tipo de duda, la chica le aseguró que lo que sucedió entre ella y el asesor del amor fue algo puntual, algo que ambos sabían que no se iba a volver a repetir. El valenciano quería saber también por qué se había decidido a ir al programa para conocerlo, y ella le contestó: "Quiero conocerte, me gusta mucho como eres". Entre conversación y conversación, Rafa no pudo evitar preguntarle por la talla de sus pechos y ella, encantada de la vida, no se cortó en decirle que cada uno pesa 525 gramos.
El tronista quiso comentarle la primera impresión que había tenido de ella cuando la vio entrar en plató: "Das una impresión de la típica chica go-gó, de imagen, así accesible". Mariela lo cortó para aclararle que de accesible, nada de nada, y para contarle también que a ella le gustaban los chicos con mucho carácter. Rafa aprovechó este comentario para preguntarle si ella se veía con el torero, a lo que la pretendienta le contestó que "No, me aburriría mucho", a ella le gustaban los chicos con un puntito chulete como Rafa.
Antes de despedirse, el tronista quiso excusarse por no haberse acordado de ella cuando llegó a plató: "Hay un momento en el que los hombres en vez de pensar con la cabeza de arriba pensamos con la de abajo y hay que intentar que no llegue mucha presión. Entonces voy por ahí, un poquito del rollo pasota y por eso no me acordaba de ti", le dijo el chico. Ella le confesó que le había molestado bastante ese detalle y que le había dolido en el orgullo.
Tras la cita, Mariela comentó que se había dado cuenta de que Rafa quería ponerla a prueba con el tema de Pipi, algo que reconoció el propio tronista: "Me apetecía ponerla nerviosa para ver como reaccionaba", y no terminaba de entender como le podían gustar dos personas tan distintas como Pipi y él. La chica tenía claro porqué estaba en el programa: "Vengo aquí por él y no por otra cosa". Rafa estaba muy contento del comportamiento de Mariela en su primera cita: "Me he llevado una buena impresión".
Ya en plató, Rafa volvió a repetir que no entendía como a Mariela le podían gustar dos personas tan distintas: "¿Cómo te lo explicaría? Si te gusta Pipi está claro que te gusta Rafa, pero si te gusta Rafa, ¿cómo te gusta Pipi?". La pretendienta no quería darle más vueltas a ésto, y quería que el tema de su historia con Pipi se olvidara, por eso, quiso dejarle una cosa clara al tronista: "Vengo a conocerte a ti y me gustas tú, si me gustara Pipi, estaría con Pipi, pero vengo a conocerte a ti".
Antes de zanjar el tema, Maribel entró en acción. La colaboradora insinuó que lo único que buscaba Mariela era dinero: "Jamás te he visto con un hombre que no tenga un Porsche o un buen coche, jamás". Por supuesto, la pretendienta lo negó y llamó a la colaboradora mentirosa. apoyó a su compañera y aseguró que lo que decía era verdad, porque estaba segura de que el vídeo que hay, donde se ve a Pipi y a Mariela besándose, la pretendienta había llamado a los fotógrafos y lo había preparado todo. Tanto Pipi como Mariela, negaron esta afirmación e incluso aseguraron que si por ellos fuera ese vídeo nunca hubiera salido a la luz. Miriam