Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

David: "Si Anna no puede venir al programa, el programa irá a ella"

La carrera hacia el trono de David Morales, está siendo muy especial para el madrileño. En su meeting, en el centro de Madrid, para conseguir votos, el postulante tuvo un flechazo con una chica. David le pidió que le diera una cita en el programa y ella aceptó, pero un problema laboral se ha interpuesto entre ellos. Anna no podrá volver al programa debido a su horario de trabajo. Aún así, Morales no se ha rendido, ha ido a la puerta del trabajo de la pretendienta para pedirle a su encargada que le cambie el turno para que pueda seguir conociéndola, pero el resultado no ha sido el esperado...
David Morales 'Mujeres y Hombres... ' está dispuesto a todo por encontrar el amor en , pero no le va a resultar tan fácil como pensaba. Cuando Emma le comentó al postulante que Anna no podría volver al plató por incompatibilidad horaria con su trabajo, el chico no lo dudó ni un segundo y se plantó en la entrada de la tienda donde trabaja la chica, para pedir, megáfono en mano, que le cambiaran el turno a Anna. Al grito de "Anna estoy aquí para que vuelvas, quiero que te cambien el turno, por favor. ¡Casi que te quiero!".
Después de esta 'casi declaración', el madrileño entró de lleno en acción, y como si de una manifestación se tratara gritó una y mil veces su eslógan-petición: "¡Qué le cambien el turno a Anna!". Anna salió a su encuentro totalmente sorprendida y diciéndole a David que "¡Estás loco!, ¡Estás loco". El postulante seguía en su empeño y, aunque intuía la respuesta, quiso saber si existía alguna posibilidad de que le cambiarían el turno, a lo que la chica le contestó que era imposible.
Ya como última opción y sin saber qué mas podía hacer, el madrileño, con voz triste le preguntó: "¿Pero seguro que no vas a poder venir al programa ni nada?". La respuesta de la rubia fue de nuevo negativa. David no tuvo otra opción que, resignado, aceptar la situación.
Después de ver el vídeo, David reconoció que "Siento una atracción brutal, lo siento, pero a día de hoy es la única que me gusta de las que hay aquí como pretendientas". Mientras el candidato a tronista decía estas palabras, Anna aparecía y le daba una grata sorpresa a David, con un piquito incluido. Tan fascinado dejó al chico que no dejaba de piropearla y decirle "¡Qué guapa estás! ¡Pero que guapísima está, mirarla!".
La chica llegó muy emocionada, tanto que rompió a llorar. El postulante se acercó cariñoso y la consoló. Anna, contó que se sentía así porque "Es que nadie me ha hecho estas cosas como ha hecho David, nadie en mi vida". Estaba muy impresionada por todo, como bien dijo Emma, todo había sido muy extraño, porque David salió a buscar votos y terminó encontrandose a Anna, y a los sentimientos que ambos compartían. Anna no podía dejar su trabajo para concursar en el programa, pero David fue tajante: "Si ella no puede venir al programa, el programa irá a ella".
El postulante fue sincero también con las demás chicas, les dijo que "Es que a mí Anna me gusta, y he estado una semana esperando para verla". Dijo también que "No quiero haceros daño, pero tengo que ser sincero". Aunque todo parecía perfecto, David fue también muy realista, dijo que "Quiero seguir conociendo a Anna, pero quiero seguir aquí, porque tanto para mí como para ella puede ser un riesgo, porque, a lo mejor, esto se puede quedar en la pasión del principio".
Así que, si finalmente David Morales se convierte en tronista hará todo lo posible para seguir conociendo a Anna, pero eso sí, sin dejar de sentarse en su preciado trono.