Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

David Morales se retira de la batalla

La cita entre Carlos y Marta ha tenido importantes repercusiones para el resto de participantes. En ella se puso de manifiesto que había algo especial entre ellos. En David Morales provocó que decidiera abandonar como pretendiente de Marta por una cuestión de principios: "tengo mis principios, siempre los he respetado". David decidió que había llegado el momento de darse por vencido ya que sólo estaba "calentando la silla". No hubo vuelta atrás, la decisión estaba tomada. "Yo pienso después de ver esta cita, y sobre todo, después de ver miradas entre ellos cuando estaba la cita, que realmente existe algo entre ellos", explicaba el pretendiente.
David llegó al programa con un objetivo claro: "soy un hombre que tiene 30 años, realmente busco algo de verdad". Aunque se haya dejado de luchar por Marta, no ha renunciado a encontrar el amor en otra persona, "como me decía Pipi en un programa anterior, ya sea en un trono, ya sea en la calle, ya sea en el metro, busco una mujer con la que pueda compartir mi vida de verdad". Respecto a la tronista no descarta la idea de, a partir de ahora, ser "amigos, conocidos, confidentes", lo que ella quiera, "creo que con Marta podría ser un estupendo amigo, le podría dar mil consejos si ella me los acepta".
Antes de marcharse, David lanzó una indirecta a sus rivales: "algunos aquí no se van ni con agua caliente". En cuanto a su decisión, "creo que lo más inteligente y lo más respetuoso hacia Marta sería dejar mi puesto de pretendiente y dar una oportunidad a que encuentre el amor de verdad", argumentó.
Marta entendió perfectamente la iniciativa de David, la que calificó de "coherente" y añadió: "yo siempre he dicho que cada vez que abre la boca merece la pena poner los 5 sentidos en lo que dice".
"No pinto nada", afirmaba el pretendiente. Además, aseguró que sentía envidia de "la chispa entre ellos dos" y que le "gustaría experimentarla" porque hace muchísimo tiempo que no la tiene. Su frase de despedida para Marta: "espero que triunfe el amor". Sin embargo no se fue lejos, Emma García le invitó a volver a la grada como premio a su sinceridad, desde donde podrá seguir aconsejando a Marta como esta le pidió.