Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

David: "Venía pensando que la iba a echar y salgo emocionado"

María quiso llevar a David, en su primera cita, a una tetería. Allí, tras deleitarlo bailando la danza del vientre, estuvieron charlando y bromeando todo el tiempo. Fue una cita muy divertida en la que tanto tronista como pretendienta no pararon de reír, pero también tuvieron tiempo de conocerse un poquito mejor. Al final, esta cita cambió totalmente la forma de pensar de David, ya que llegó pensando que la iba a echar y terminó con muchas ganas de seguir conociéndola.
En su primera cita conDavid, María lo llevó a una bonita tetería. Allí y nada más llegar, lo quiso sorprender bailando la danza del vientre. El tronista, impresionado le dijo que "No paras, eres un espectáculo". Ya más relajados, David le comentó que "Me ha molado como has entrado, ha sido diferente", pero tenía la curiosidad de "¿Por qué has entrado con la historia de Romeo y Julieta?". La pretendienta le contestó que "Pensé que podía hacer algo de teatro, algún versito de Shakespeare".
David , muy caballeroso como siempre, no dudó en piropear a su pretendienta: "Primero decirte que tienes unos ojos muy bonitos y tu sonrisa imparable: Me gustas mucho porque no dejas de sonreir". Entre bromas, mientras probaban una cachimba, María comentó que "Está muy rica", y David, sin pensarlo, saltó para decirle que "Tú sí que estás buena, eres una chavala muy atractiva".
Después de la bromas, entraron en temas más personales. David le preguntó a María si tenía hijos, y aunque la chica no los tenía, le contó que "Me encantaría tener niños, quiero tener dos míos y uno adoptado". David, muy pícaro, le contestó que "Yo en eso te puedo echar una mano o dos". Pero dejando las bromas a parte, el tronista le contó que "No me importaría nada tener un hijo con una amiga, aunque no estuvieramos juntos, porque yo tengo muchas ganas de ser padre".
El tronista también quiso saber "¿Qué es lo que te ha hecho venir al programa?". María le dijo que fue "Por tí, por tu forma de ser". Volviendo otra vez a las bromas, David le dijo: "Y eso que aún no me has visto desnudo". Pero lo que no se esperaba es que María le fuera a seguir el juego: "Venga, empieza a desnudarte". David quiso ser muy claro con la pretendienta y le comentó: "Cuando has entrado, lo he pensado y lo he comentado, que no me hacías mucha gracia, no sé porqué. Pero, ¿sabes qué? Que no me apetece que te vayas, me apetece que te quedes, que me molas".
Tras la cita, David comentó que "Menuda sorpresa esta chica, yo venía aquí pensando que la iba a echar y salgo emocionado. No he parado de reír, me ha hecho reir, baila la chavala bien, tiene buen cuerpecito y me encanta su sonrisa, así que se queda". María, por su parte, dijo que "La verdad es que me ha parecido encantador, he estado muy a gusto. He estado nerviosa pero nos hemos reido un montón, de hecho tengo ganas de volver a hablar con él, de volver a tenerlo cerquita y de seguir conociéndolo".