Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

David a Verónica: "Cada ratito que pasa me gustas más"

Verónica le cantó al oído y David se derritió. El tronista quiso tranquilizar a su pretendienta tras todo lo ocurrido en plató y lo consiguió pero, además, descubrió una magia especial en su pretendienta lo que, sin duda, le ha hecho ganar muchos puntos en su conquista.
Verónica esperaba impaciente a su tronista a las puertas de un mercado madrileño, pero nada más verle sus nervios se tranqulizaron. Los dos pasearon lenta y tranquilamente por el mercado para que les diera tiempo a aclarar todos los malentendidos surgidos con el tema de Noel y David.
El tronista era el primero en hablar sobre ello: "Quería... a lo mejor suena un poco raro, pero tranquilizarte un poco. No te preocupes por Noel". Y Verónica explicaba su preocupación: "Me sabe mal que me haya metido en un embrollo, por decirlo de alguna manera, en el que no he tenido nada que ver".
Ante esta declaración, la única preocupación de David es que suceda lo que suceda con Noel, que Verónica no sufra, sobre todo porque el tronisa considera que Verónica es una chica con más valores que cualquier otra que haya pasado por el programa. Además, David no quería aprovechar la cita para hablar de Noel, sino para conocer más a esta pretendienta, por lo que cambiaba de tema y preguntaba a Verónica por la opinión de su familia sobre él.
"Le gustas ", le respondía ella con total sinceridad. Y David le comentaba que le interesa mucho la opinión de la familia y los amigos que apoyan a sus pretendientas. También le quería dejar claro que, a pesar de que en algunos momentos bromee sobre algunos asuntos, a ella todo lo que le diga siempre será verdad.
Llegado este momento, David se paraba en seco para mirar a los ojos a su pretendienta y decirle que: "Cada ratito que pasa, te lo vuelvo a repetir, soy un pesado, pero cada ratito que pasa me gutas más", sólo faltaba una puesta de sol para enmarcar esta escena dentro una de esas películas románticas que suelen dejar sin lágrimas para llorar.
Algo que casi consigue Verónica momentos después cuando le cantaba con su estupenda voz una preciosa canción muy cerca de su oído. Y ahora era David quien se quedaba con la 'boca abierta' y afirmaba que: "Si el resto, y no es por despreciarlas ni desmerecerlas ni nada, tuvieran esa magia que tienes tú, me sería todo mucho más fácil".
Después ambos se fundían en un tierno abrazo para despedirse y David, a solas, hablaba así de Verónica: "Inteligente, atractiva, sencilla. Lo han entendido perfectamente, quiero que esté ahí y sin palabras, me quedo sin palabras porque es una chica que cada minuto me gana mucho más". Por su parte, Veróncia afirmaba que ya estaba mucho más tranquila tras hablar con él y que cada día tiene más ilusión por conocerle.
En plató todos opinaban que la cita tuvo mucha complicidad tanto por parte de uno como de otro, auqnue la madre de Noel, Leonor, atacaba de nuevo a Verónica, afirmando que la pretendienta le da "mucha pena porque no haya tenido armas para seducir nada más que sacando mentiras", recordando todo lo sucedido entre su hija y Verónica.
Por su parte, María Jesús, la madre de Verónica defendía a su hija, diciendo que "ella no es ninguna lianta" y que no había ido al programa a discutir, aunque Leonor se estaba pasando con sus declaraciones.