Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

David: "No te cambiaría nada"

No sabemos si es el color de pelo o el acento del este lo que a David le vuelve loco. Pero, en su primera cita con Vilma sus ojitos han vuelto a llenarse de brillo y sus labios se han desecho en piropos hacía la lituana.
"la cosa cambió cuando te vi intentar conquistar a Marta"
 
Un principio un poco duro pero, que ha tenido su función ya que David se ha mostrado muy seguro de sí mismo a pesar, de la pullita inicial. Respecto al físico, tampoco han estado muy de acuerdo ya que, Morales le ha dicho que él no le cambiaría absolutamente nada, mientras que la pretendienta a esquivado la pregunta asegurando que para ella el físico no es importante en ningún sentido.
 
 
 
Al salir de la cita, ambos estaban muy contentos. Vilma aseguró que por su forma de ser, David si que era el chico que le gustaba, al mismo tiempo que David nos confesaba que se había llevado una grata sorpresa con su pretendienta. He incluso, aseguró que le había encantado su sinceridad.
 
 
Como viene siendo habitual en las citas de David, el nombre de Anna no ha tardado demasiado en salir a flote. Y es que, David no se cansa de confesar que entre ambos existe algo especial pero, que él está deseando encontrar el amor y toparse con una chica que le sorprenda, igual que hizo Anna en su momento.
Visto que sus ojos estaban gritando el feeling que estaba naciendo entre los dos, David quiso proponerle un juego a su pretendienta. Y es que, el madrileño quería saber como sonaba su nombre y el deseo de tener una nueva cita con él en otro idioma. Anonadado con las palabras de la rubia, David aseguró: "Si me lo dices con esa mirada te digo a todo que sí".
Ya en plató, Astry le dijo a Vilma que sólo le faltaba darle un poquito más de marcha porque lo demás ya lo tenía ganado: "Le gusta todo de ti", llegó a afirmar la cubana.