Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

David: "Es un encanto de niña pero no de mujer"

Después de recibir el intenso beso de Laura en la piscina, David daba su primera cita a la pretendienta más joven. Entre antiguedades y risas, el tronista dio pistas a Laura sobre lo que podría ocurrir en plató y una vez allí la dejó claro que su actitud ante la vida no coincide con la suya.
Nerviosa y con ganas de sincerarse con su tronista, Laura esperaba a su chico en un anticuario. Allí rodeados de figuras y manteniendo la distancia de seguridad, David intentaba comprender la actitud de su pretendienta en el último programa.
"Entras con la simpatía, con la sonrisa y te has quedado... Has pasado el juego del beso y te has quedado parada." Sin perder la sonrisa la pretendienta explicaba que después de escuchar sus comentario se había rayado.
Aclarado el tema, David entraba directamente en materia. "A las chavalas que vayan a entrar las quiero conocer rápidamente. Me gustan no me gustan y quiero saber si tu me gustas y yo te gusto".
Parca en palabras, Laura cedía el protagonismo en la cita a David que dejaba claro que la diferencia de edad entre ellos podía suponer un problema a la hora de mantener una relación. "Yo tengo 30 años y tú 20. Yo no estoy con niñas de 20 años, yo quiero más tranquilidad, estoy con el rollo niños ya..."
Entre confidencia y confidencia, David no cerraba la puerta a Laura pero le dejaba claro que no iba a ser fácil. "Tienes que conquistarme porque muchas veces me da la impresión de que soy yo quien tiene que pedir disculpas por todo. Me encantaría que pusieras algo de tu parte y me demostraras querealmene quieres conocerme. Me pareces una tía cachonda por eso me gustas."
Terminada la cita, la pareja se despidió y Laura aprovechó el momento para dejar claras sus impresiones y dejó entrever a David lo que le habían parecido sus comentarios. "Me adoptarás porque como tengo 20 años". 
Impresiones sobre la cita
Ya cada uno por su lado, David y Laura hacían su análisis de la cita. Tronista y pretendienta parecían tener claro que su cita no iba a ir más allá pero la educación les hacía mantener las formas y evitaban dar un no rotundo a su relación.  "Por lo menos me he reído" decía David, que no dudaba en sentenciar: "La vamos a dejar en cuarentena porque acaba de entrar. En cuanto no me convenza una chica la elimino".
En plató
Los comentarios en la cita, las puyitas sobre la edad y la indecisión de David hacían presagiar lo que iba a ocurrir.
Finalmente, tras escuchar la opinión de Pipi y de Virginia, el tronista se decidía a tomar la palabra. "Es cierto que me reí mucho con ella. Me puso muy nervioso en la cita, no paraba de
moverme, pero no era ese nerviosismo de cuando te gusta alguien sino que de por sí te pone nervioso. Yo estoy entrando en una fase en la que quiero conocer a determinadas personas. Ella es un encanto de niña pero no de mujer. Para mi eres una niña, eres la típica chavalita, mi vecina mi prima. Una chavala que me pide un cigarro cuando está de botellón con sus amigos. Yo esa etapa ya la he pasado. Eres un encanto pero estoy convencido de que no podría tener nada contigo."
Dolida tras escuchar a David llamarla niña, Laura tomó la palabra e intentó defenderse pero David no la dio opción e intentó suavizar las cosas. "No es una cuestión de edad sino de actitud ante la vida. Me pareces un encanto de chica, superdivertida y demás. Ya me gustaría que otras pretendientas tuvieran tu simpatía"
Ya más sosegada y después de escuchar la explicación de David, Laura reconocía que ella había tenido la misma impresión en la cita. "He notado simplemente amistad. Es lo único que podría haber surgido. Si sigo aquí sentada es porque en la cita me dijo si te doy una siguiente y te muestras como eres..."
Finalmente, David zanjaba el tema. "Yo me prometí a mi mismo que hay que dar una oportunidad a todo el mundo como me gusta que la den a mi. Yo la he dado, la he conocido y es cierto que la dije de tener otra cita porque es divertida pero cuando llegué a casa me dije por qué voy a hacer perder el tiempo a una persona y lo voy a perder yo. Si hay personas en concreto que me llenan mucho y considero que estoy en esa etapa".
La sonrisa de Laura no se esfumó de su cara. Tras escuchar atentamente a David, la pretendienta abandonó su silla despidiéndose cariñosa de su tronista.