Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

David: "Cada vez que estoy con Tamara tiemblo"

Aunque el día no acompañaba, David cumplió su promesa de ensañar Madrid a Tamara. Pero más que ver la ciudad, los chicos estuvieron hablando tranquilamente y conociéndose un poco mejor. Era evidente que entre ellos había algo muy especial, pero la pretendienta tenía mucho miedo y no estaba segura de continuar en el programa. David le insistió para que aguantara un poquito y se quedara, y finalmente, aunque con muchas dudas, Tamara decidió seguir luchando para conquistar al tronista.
Como David le había pedido, tuvo una cita con él en la que el tronista le enseñó Madrid mientras charlaban y se conocían un poco más. El tronista, que estuvo muy pendiente en todo momento de Tamara, le preguntó a la chica qué tal estaba y ella le respondía que "Cuando estoy contigo estoy bien pero cuando estoy fuera de lo que es cerca de ti ya no", y añadió que "Realmente, merece la pena conocerte, y quiero conocerte, pero es que así no puedo". Tamara
David, obviamente, estaba muy interesado en la pretendienta, por eso le pidió que intentara pasar de todo, pero ella no podía: "No puedo ver que la persona que me interesa, tenga otras personas que también le puedan interesar al él".
El tronista le aconsejó que no se tomara las cosas tan a la tremenda, y le aseguró que él también lo pasaba mal en muchas ocasiones, por eso le pidió, por favor, que se quedara y aguantara un poquito más, pero Tamara lo tenía claro: "No puedo", le decía.Lo que le sucedía es que todo le estaba afectando demasiado: "No sé lo que me pasa, pero tengo los sentimientos a flor de piel".
"Tengo que conocer a otras chicas porque quiero estar seguro de que tú eres la chica con la que yo quiero salir", le explicó el tronista para intentar convencerla de que se quedara. Pero la pretendienta tenía miedo: "Yo no puedo estar sentada con cuatro chicas más. Si no sintiera nada me daría igual que hubiera cincuenta, pero como mi problema es que hay algo más allá, pues no puedo".
El chico, que estaba dispuesto a todo para retener a Tamara, le dejó claro que a él no le movía el dinero, y que iba a hacer todo lo necesario para que se quedara hasta tal punto, que decidió que mientras ella estuviera sentada como pretendienta donaría todo el dinero que ganase a la 'Asociación de padres de niños con cáncer', para dejar claro que a él no le movía el tema económico.
Entre abrazos, arrumacos y besitos, David, le afirmó a Tamara que "No voy a dejar que te pase nada malo en plató", aún así, ella le dijo que no le podía asegurar nada respecto al programa pero que estaría dispuesta a todo fuera de plató. Resignado, David, que siempre había cumplido las normas del programa le dijo que eso no era posible y le volvió a pedir que lo pensara y que, por favor, se quedara. Finalmente, y tras una bonita mirada de David, Tamara le confesó que "No te puedo decir que no".
Tras la cita, Tamara comentó que "Tengo mis dudas sobre qué hacer, si seguir o no, porque hay ciertas situaciones que yo no quiero vivir. Cuando lo miro a los ojos, olvido que estáis aquí, pero por la circunstancia no sé si va a ser posible". David, por su parte, dijo que "Yo quiero que esté pero no puedo obligar a nadie. Cada vez que estoy con ella tiemblo y me gustaría sentir esto con la persona con la que salga".
Ya en plató, Tamara continuaba con sus dudas. Tanto Miriam, como Pipi, como Virginia la animaron a quedarse para continuar luchando por el amor de David, y aunque no estaba segura del todo, al final, la pretendienta decidió continuar.