Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Emi: "No me había planteado estar aquí sentada y esto a mí no me gusta"

Desde que Emi llegó acompañando a Tamara, una de las pretendientas de David, Rafa se fijó en ella, por eso, le pidió una cita y la chica aceptó encantada. Unas vez juntos, los chicos se conocieron un poco mejor, charlaron tranquilamente y se divirtieron, tanto que Emi aseguró que Rafa no era como lo pintaban. Aunque todo parecía perfecto, la pretendienta, finalmente, decidió abandonar, ya que todo le había llegado de repente y no se sentía cómoda.
Antes de profundizar en nada, Rafa quería saber si Emi se había fijado en él antes de que le pidiera la cita. La chica, muy sincera, le contestó que "Para fijarse estás, para qué nos vamos a engañar", pero le contó que no había seguido el programa. Y dado que no tenía ni idea de nada, "Me da un poquito de miedo, porque precisamente bien de ti no hablan". Rafa se defendió alegando que "La envidia es muy mala y mucha gente mataría a su madre por ser como yo, lo que pasa que hay que nacer así, no te puedes convertir". 
Emi le contó al tronista que tenía una niña de cuatro años y que "Yo sólo he estado con mis dos parejas. Soy un poco antigua en este sentido, por eso me cuesta todo esto". Rafa le dijo que "Soy el típico chico, en realidad, que siempre ha buscado relaciones esporádicas o chicas muy guapitas, pero no quería nada serio con ninguna". Aunque le aseguró que su forma de pensar estaba cambiando: "Para mí tu forma de pensar me viene genial para lo que yo estoy buscando. Porque yo quiero salir con alguien y vivir una bonita experiencia, no pegar cuatro polvos y luego cada uno por su lado".
La pretendienta le confesó que ella no quería nada esporádico, que buscaba algo serio, y el tronista le aseguró que el también. Además, le dijo que "Me trasmites una confianza que me gusta, y oye, si luego funciona genial, y si no pues también", y añadió que "Entre que me ha dicho David que eres una buena tía, y me lo ha dicho de verdad, y que se te ve una mujer en toda regla, pues me he dicho: 'Vamos a probar y que surja lo que surja'".
A Emi se la veía encantada, y a Rafa también, tanto que le pidió que se quedara como su pretendienta para ver si entre ellos podría surgir algo más. La chica, que le dijo que estaba un poco desconcertada porque todo esto le había venido de repente, aceptó encantada.
Tras la cita, Emi dijo que "Me apetece conocerlo, ser su pretendienta, pero no lo tengo muy claro, porque tengo muchas cosas en Barcelona y tengo que pensar si sí o si no. Pero, realmente, me ha alagado mucho que se fijara en mí y las cosas que me ha dicho Rafa". Este, por su parte, comentó que "Yo tengo interés, hoy por hoy, de conocerla y si pasan tres o cuatro citas y no llegamos a nada, sé que lo va a entender", además, añadió que "Yo sé que mis pretendientas se pueden sentir un poco incómodas, pero aunque mi intención no es molestar a nadie, tampoco voy a dejar de hacer cosas porque alguien se sienta molesto".
Aunque en la cita los chicos se lo habían pasado muy bien, Emi, tras pensárselo muy bien, dijo que no iba a continuar como pretendienta, pero aclaró que no era por Rafa, "Me parece un chico con un atractivo increíble, muy buena persona y aunque me habían hablado mal de él, en la cita yo no lo vi mal". El motivo por el que no quería continuar en el programa era que "Yo viene para acompañar a Tamara, como público, no me había planteado en ningún momento estar aquí sentada y esto a mí no me gusta".