Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Emma: "Ha sido una cita caliente, caliente"

Cuando Silvia se dio la vuelta, se encontró con Maikel y la luna de fondo. Ambos bailaron algo pegaditos "bajo la luz de la luna, yo te amé..." pero también hubo tiempo para conocerse. La tronista quería zanjar los rumores que ya habían llegado a sus oídos: "Me dicen que vienes a por el trono", pero el pretendiente supo defenderse: "Es falso, estoy aquí porque eres un bellezón, vengo a buscar una persona que me comprenda, que me entienda...". Las palabras de Maikel acabaron con las habladurías pero despertaron una duda distinta en Silvia: "Pero, ¿Qué buscas? ¿Una pareja?". La respuesta de Maikel era obvida, declaraba estar muy ilusionado y contento de que Silvia le de una oportunidad para conquistar su corazoncito. La tronista se quedó sin palabras, sólo podía mirar y tomar de la mano a su chico: "Parecemos tontos", le decía.
Tras esta declaración de intenciones, llegó el turno de los piropos. Maikel alabó las manos de Silvia, un detalle de la mujer en el que se fija mucho, y expresaba un deseo: "Ojalá fueras igual de bella por dentro que por fuera". Llegados a este punto, Maikel se quejaba del calor, lo que despertaba las risas de Silvia que se acercaba aún más a él: "Son los nervios", le decía.
Para acabar con la ronda de preguntas, hablaron de la última novia de Maikel una persona a la que dejó "porque me desenamoré". Silvia tuvo miedo en ese momento de que Maikel fuera de sentimientos volubles pero él le aclaró las dudas: "No era ella, si no, no estaría aquí, estarías hablando con otra persona", cuando la tronista se dio cuenta de este detalle no fueron necesarias más justificaciones, "no quiero, cuando te vi me dije, 'es para mí".
Con estas palabras acabó un encuentro del que y con la sensación de que el feeling había surgido. Por su parte, Maikel decía haber conocido a una chica "muy linda" y destacaba el carácter "enternecedor" de la cita. Silvia salió con ganas de descubrir en Maikel al hombre de su vida
Sin embargo, en plató no pensaban lo mismo. Emma García creía más apropiado el adejtivo "caliente" que el de "enternecedor" y Miriam Sánchez destacaba la gran atracción sexual entre ellos, tangible para todos. Maikel aseguraba haberse sentido intimidado por los ojos de Siliva, "había unas miradas de complicidad como que nos gustamos... lo vi tierno", explicaba. Silvia, por su parte, explicaba que ella también había sentido la atracción sexual, "pero no sólo se basa en eso, quiero conocerlo más a fondo".
Tensión entre Virgina y Silvia
En relación al comentario de la consejera del amor, Virginia tomaba la palabra: "Dices que ha ido bajando el tono de voz... Es que con esa voz de morbosa que habla les vas a poner calientes a todos y no vais a poder hablar de ningún tema serio". La gancho añadía que no comprendía cómo Maikel podía alabar las manos de Silvia "con esas uñas postizas de bruja que lleva". Estas palabras hicieron que Silvia se ofendiera, "Ya está bien de faltar al respeto, tanto tú como Tamara", pero la gancho quiso restar importacia al comentario: "No estoy faltando al respeto, es un calificativo gracioso, es coña, no pasa nada". Maikel también tomó la palabra para defender a la que quiere que sea su chica: "Virginia, te considero más intelegente de lo que estás demostrando, tiene unas manos preciosas, muy cuidadas, huele muy bien y es preciosa" y Silvia no paraba de sonreír y aplaudir.