Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estalla la tensión entre Raúl y Oliver

Mientras  capeaba el enfado de Amal, Raúl levantaba la mano para "opinar". Óliver una de sus chicas que no comprendía cómo el tronista podía sentir tanto por Carmen, Emma García le advertía que si opinaba se podían desatar las tempestades, pero Raúl creía tener derecho "Los que nos sentamos nos exponemos a que se opine, creo que puedo hacerlo si lo hago con educación". 
Raúl opina que su compañero de trono "está jugando con las chicas", cree que a Honinse la quiere "porque le divierte", con Amal, "no está siendo sincero porque no le gusta" y presiente que Carmen no le atrae, "yo sería sincero, las chicas no están aquí para jugar con ellas".La cara de Oliver representaba el aburrimiento que sentía ante las palabras de su compañero por lo que se quitaba una zapatilla, se la ponía frente a la cara y le invitaba a hablar con ella.
Pero Raúl venía preparado en esta ocasión y es que ha recortado una mano de papel, la ha pegado a un palo y la ha puesto en uno de los brazos de su trono para que Oliver se dirija a ella. "¡Qué paleto eres, ahora me imita a mí!" y Raúl replicaba: "Señor profesor ¿Haya se escribe con 'h' o sin ella'?".
Pasados los minutos, cogía la mano de papel de Raúl y la tiraba a un lado, por lo que Raúl, doblemente preparado, se levantaba para coger otra de sus manos de papel, esta vez, con un sólo dedo apuntando al cielo y la misma inscripción: "¡Háblale a mi mano!" Pero a su compañero tampoco le gustó y volvió a tirar el trabajo manual de su compañero: "¿No te ha gustado? Lo he hecho para ti esas coas que haces tú en el colegio", le decía un irónico Raúl. Oliver
Oliver respondía cogiendo su zapatilla de nuevoy poniéndola muy cerca de la cara de Raúl. Al tronista le cambió el gesto: "No me pongas eso en la cara, te lo digo en serio", le advertía, pero Oliver repetía su movimiento y Raúl respondía intentando quitarle la zapatilla por la fuerza. La tensión subió en cuestión de segundos, parecía que podían llegar a las manos, las pretendientas se levantaron y Miriam Sánchez se situaba entre ellos: "Esto era boxeo ¿Eh?".
Emma García les pidió mantener las formas, "No habéis veniod a pelearos sino a buscar el amor". se disculpaba: "Os pido perdón, estas cosas no se deben hacer, yo tengo mi culpa, pido perdón a todo el mundo pero lo mío no tiene nada que ver con poner una zapatilla, en la cara, son cosas distintas". Y tomaba el relevo, "Ha podido parecer desagradable, yo pido perdón al públio pero al cantamañanas este no". Raúl Oliver