Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estefanía se compara con un melón, "no sabes si te va a salir buena o mala"

Para su primera cita con EStefanía, Manuel ha hecho un esfuerzo y le ha confesado "me he quitado el cabestrillo para darte un abrazo". El tronista se muestra muy ilusionado y con ganas de concocer a sus nuevas pretendientas y así poder evadirse de la la continua polémica que ronda a Silvia y Jenni.
Estefanía no ha querido perder el tiempo y ha ido directa al grano, "quiero conocerte y quiero que me elijas", le ha dicho. La chica, muy habladora, ha intentado explicarle cuáles eran sus intenciones en el concurso pero su nerviosismo no se lo ha permitido. "No te he entendido nada de lo que quieres decir", le ha confesado Manuel, pero ella no ha tenido ningún problema en resumírselo, "que me elijas". El sevillano, asombrado de tanta seguridad le ha comentado que por el momento "me cuadras".
En ese momento la pretendienta ha aprovechado para contarle a Manuel algo más de su vida. Le ha contado que ha estado casada durante once años y fruto de ese matrimonio tiene una hija de ocho. Manuel se muestra muy atento a toda la conversación pero ha tenido poca oportunidad de intervenir.
Estefanía cree que "no te puedo trasmitir el 100%", pero Manuel le advierte que para él ese tema tiene mucho peso y le pide que no se relaje. La catalana compara la situación con un melón, "hasta que no la pruebas no sabes si te va a salir buena o mala", pero Manuel no está por la labor de arriesgarse y le dice en tono de broma "dame un cuchillo que te voy a abrir en canal".
Ambos han terminado la cita con el mismo sabor de boca. Los dos están encantados con la madurez del otro y coinciden en lo habladora que es Estefanía.
En plató,Vicente no ha querido perder ni un segundo. El gancho cree que ha sido una cita "aburridísima" y le advierte a la pretendienta que no tiene nada que hacer con Manuel. Además, le dice "los melones sin abrirlos, sí se conocen".
Pipi , desde su asiento de asesor piensa "ibas con la lección bien aprendida". De todas formas cree que eso ha hecho que el tronista se quede con las ganas de compartir con ella una segunda cita.
Estefanía, por su parte, lo tiene muy claro "le gusté, era evidente". Con ella ha mostrado su seguridad y su intención de luchar hasta el final por el amor del sevillano.