Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ferchu a Jenni: "Acaba de empezar tu sueño"

Una salida gloriosa
Como si de grandes figuras del toreo se trataran, Jenni y Ferchu salieron, tras su final, a hombros del plató. Llenos de confeti y empapados de alegría, sus ojos se iluminaron aún más cuando vieron que les esperaba una limusina para regalarles sus primeros momentos como pareja.
Como cabllero galán, Ferchu abría la puerta a su doncella, que nada más tenerle a su lado se lanzó a sus brazos para darle un beso lleno de pasión. Depués, con una copa de champán en las manos, Jenni confesaba a su elegido que ahora llegaba el momento de darse cuenta si era un mentiroso, como le decía Astry.
Poco a poco, el romanticismo inundaba el lujosos nido de esta pareja y Ferchu le hacía una pregunta directa a Jenni: "¿Me quieres?". Ella le contestaba con sinceridad: "Todavía no te puedo querer", y le rogaba, emocionada, que no le engañara. Entre mimos y caricias, ambos se prometían felicidad infinita, aunque Jenni reconocía estar en una nube. El final del paseo en limusina por Madrid se terminaba con el deseo concedido de Jenni.
El deseado viaje
Túnez era el próximo destino de la pareja y nada más pisar en esta tierra sus manos se volvieron inseparables, así como las tiernas confesiones de amor: "Parece que estamos hechos tal para cual", le decía Jenni a su nuevo acompañante.
Pero si hubo un momento en el que esas manos se despegaron, ya que durante un paseo por un famoso mercadillo de Túnez, Jenni se alejó unos metros de Ferchu y al momento se perdió. Aunque,él tardó poco en dar con su "cosita", como le llama, y con un abrazo por la cintura, ambos volvieron a encontrarse en un apasionado beso.
Otro momento inolvidable que la pareja vivió durante el viaje, fue el romántico y tierno baño en un balneario, donde ambos disfrutaron al máximo. Tras el dulce baño, llegó una cena llena de confesiones. "Aquí está la recompensa después de todo lo que hemos pasado", le decía Jenni a Ferchu, quien con un beso se le confirmaba.
"Yo tengo claro que vamos a hacerlo bien: vamos a ir despacio. Tengo claro que me puedo seguir acostumbrado a ti y se que si esto sigue así como va, creo que nos vamos a casar ". Esta era la confesión más importante que Jenni le hacía a Ferchu. Y éste afirmaba que está muy ilusionado: "Voy a intentar ir lo más despacio posible, porque yo creo que hay amor". Jenni también quería quedar claro que Ferchu era lo mejor que se había llevado del programa.
El tiempo confirmará la solidez de este amor adolescente y efusivo que debe madurar con el cariño y la pasión de Ferchu y Jenni.