Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Germán: "Das una imagen y tienes otra"

En su cuarta cita, Míriam sigue manteniendo una actitud algo distante, aunque con ayuda de Germán la candidata soltó alguna que otra carcajada.
Tomándose una cerveza se dedicaron la primera parte de la cita a aclarar el malentendido que habían tenido, ella le dijo "me sentí incomprendida" a lo que Germán respondió "das una imagen y tienes otra". Después de este cruce de opiniones que sirvieron para que todo quedara solucionado, pasaron a la parte más divertida de la cita donde cantaron en el karaoke y Germán se dedicó a hacer reír a la pretendienta para así poder descubrir, en cierta manera, esa otra Míriam y quitarle esa coraza de la que se ha hablado.
En esta parte se ve un pequeño paso por parte de Míriam, que aprovecharon para seguir conociéndose. Aunque se aprecia feeling entre los dos, el carácter "seco" de la pretendienta puede llegar a ser un handicap para una persona tan extrovertida como el tronista. De hecho Germán dice que todavía no se han entendido.
En plató, la alicantina fue de nuevo acusada por parte de los ganchos y de los asesores, de no poner nada de su parte para conquistar el corazón de Germán. Su fría actitud le está trayendo grandes quebraderos de cabeza y ella misma se defiende diciendo que es su manera de ser y dice "si no me interesase nada no seguiría viniendo todos los días".
Algunas de sus compañeras le reprocharon su actitud, pero María la apoyó diciendo que era muy divertida. Además, Germán, al contrario de los demás, intervino para defenderla en cierta manera, diciendo que él disfrutó mucho en la cita y que poco a poco la está conociendo.