Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Germán: "Quiero que se vayan las dos"

La polémica volvió a estallar. Paloma y Linda eran acusadas de no mostrar interés por seducir a Germán y de querer pasarse al bando del otro tronista. Una tarde con mucha tensión que acabó con una decisión drástica del tronista que expulsó a sus dos pretendientas.
Tanto Linda como Paloma fueron acusadas de no mostrar un interés verdadero por conquistar a Germán. Por su parte, Linda se defendió diciendo que su forma de ser le hacía estar en un punto medio y eso no significa que no sienta.
Además, en el plató salía a la luz que las dos pretendieras mantienen una gran amistad a pesar de ser rivales por la conquista del corazón de Germán, lo que avivaba la polémica.
Pero aquí no acaban los dardos acusadores y es que Luisa sacó a la luz una polémica frase de Paloma en la que la pretendienta explicaría que esperaba el momento en el que llegara el nuevo tronista para cambiarse al bando de este si le gustaba más.
Oana intentó defenderla ya que tanto Paloma como Linda son amigas suyas pero, sin querer, dejó ver qie a Paloma le gustaba Alejandro ya que le parecía un chico muy mono y simpático.
Germán, por su parte, se mostraba atónico ante una nueva polémica en la que Paloma, Susana y la ya expulsada, Rosana estaban intentando abandonar la conquista por el corazón de Germán, "centrémonos señoritas porque si no, pongo a todas en una maleta y…", decía el tronista.
Finalmente, Scherezade, una de las chicas de Alejandro alzo el brazo para afirmar que Paloma se quería cambiar de tronista, una afirmación muy dura que hizo ponerse en pie a gran parte de las pretendientas de Germán. Pero, Scherezade fue la primera y no la única de las pretendientas de Alejandro que volvió a afirmar que ese comentario había existido.
Tras este cruce de acusaciones entre pretendientas, Germán se mostró seguro de su decisión: "Sigo a mis sentimientos y a mi corazón pero también tengo una cabeza y en este tiempo que he tenido para pensar quiero que se vayan las dos porque creo que hay otras chicas aquí que se merecen mis respetos y quieren tener una relación conmigo. Estamos aquí para formar algo serio y no para jugar".