Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Javi: "Creo que puede haber magia entre los dos

Javi cree que su pretendienta es tan dulce como el algodón de azúcar con el que le recibió. La magia pareció surgir entre ellos desde el primer momento, el tronista y la pretendienta intercambiaron miradas nerviosas de complicidad y se sinceraron, Lenka le pedía que no le engañara y Javi quedó encantado con su ternura.
Con un par de algodones de azúcar Lenka esperaba a su torero en la primera cita que mantenían juntos. El torero se sorprendía del algodón que le encantó y que, cree, "es tan dulce como tú". Además, el tronista explicaba que "tenía mucha ilusión por conocerte, creo que eres muy maja y muy simpática".
Lenka no puede evitar ponerse nerviosa ante Javi, algo que le ocurre desde que llegó a plató cuando pensó que enfrentarse a un torero suponía que le fueran a torerar. Miedos aparte, Lenka se sentía cómoda paseando junto a su tronista y le anunciaba que quería "hacer algo" y le daba un tierno beso en la mejilla.
Entre tranquilos paseos y adrenalina
Tras el algodón de azúcar decidieron quemar adrenalina en las atracciones del parque y optaron por una montaña rusa. Tras ello, daban un tranquilo paseo durante el que Lenka enseñaba a Javi a decir "Te quiero" en checo aunque, en realidad, le dijo "Te amo".
Ya sentados en un banco, muy tímidos, apenas podían mirarse a los ojos sin reírse, quizás este era el momento en el que empezaba a surgir el feeling. Superados estos momentos de tensión, Lenka pedía a Javi que no la engañara ya que "sufrí mucho con el anterior tronista". Pero, sobre todo tenía miedo a los celos "no me pongas muy celosa, por favor, lo que no quiero es desconfiar de ti".
Parece que, con su actitud, Javi encandiló a Lenka ya que esta lo definía como encantador y serio, además, tenía una esperanza "que cada día, esto esea mejor".
Una despedida con "cariño"
Tras la charla, tocaba despedirse y parece que Javi utilizó una palabra mágica "cariño", lo que sorprendió a Lenka que, tras la cita, decía "qué fuerte, no me lo esperaba", pero entre palabra y palabra no podía evitar mirar a Javi de reojo que se había quedado sentado en un banco.
No fue todo, Lenka estaba encantada "este hombre no puede ser tan perfecto, creo que puede prender una llama en mi corazoncito". Javi comparte su opinión, "creo que puede haber magia entre los dos".