Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Javi: "Me falta un poco de conexión"

La pareja prometía, pero en esta primera cita el feeling no surgió. Se apuntan varios motivos, entre ellos, que el sitio que eligió Jenny no era el más indicado para una cita. Sin embargo, ella también advertía que Javi estuvo muy callado, y ella demasiado nerviosa. Lo que si es cierto que la conversación entre ambos fue escasa, y que era la pretendienta la que tenía que estar pendiente de sacar tema.
Jenny jugaba con el misterio, al no decirle claramente a Javi a que sitio le iba a llevar. La sorpresa se la llevaba el tronista cuando veía que el sitio elegido por la pretendienta era una exposición de 'Mariquita Pérez'. "¡Son súper bonitas!", exclamaba Jenny, pero la opinión de Javi era diferente, ya que el tronista opinaba que más bien le daban miedo. El torero bromeaba y le decía a Jenny que a ella le pegaban más las 'barbies', por aquello de ser rubia.
La pretendienta ante todo quiso saber si Javi le había concedido una cita presionado por lo que ocurrió en plató, cuando se la acusó de tener novio. El torero negaba esto, ya que él quiere conocerlas a todas, y por ello le había dado la cita.
 
Jenny llevaba la voz cantante en la poca conversación que mantenían, y aprovechaba para preguntar a Javi por su prototipo de chica. El torero negaba tener un prototipo claro, aunque apuntaba que "siempre me han atraído las morenas".
 
 
La pretendienta, un poco indignada por la pasividad del torero, decía notarle "indiferente". Él lo negaba, y aseguraba ser una persona muy divertida. Jenny por ello le pedía que en la siguiente se lo demostrara. Lo que ella pensaba realmente, es que "con las chicas no se suelta lo suficiente".
 
Javi, por su parte, estaba satisfecho con la sinceridad de la pretendienta, y añadía que "primero tengo que conocerla, y luego juzgaré si es mi tipo o no". De todos modos el torero reconocía que "me falta un poco de conexión".
 
De todos modos, Jenny quiso dejar claro que Javi en la cita estaba demasiado callado, que era ella la que tenía que irle sacando conversación, y que además ella estaba "súper nerviosa". Javi también apuntaba que el sitio al que Jenny le llevó, "¡manda huevos!". Sin embargo, el tronista no tiraba la toalla con su sirenita particular, y le daba otra cita.