Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jenni: "Creo que puedo llegar a ilusionarme mucho contigo"

En la primera cita de Jenni y Nacho surgió un feeling especial entre ellos, y en esta segunda eso se ha corroborado. Aunque al principio ha habido un poco de tensión entre ellos por el famoso 'tema Toño' y por las dudas de Jenni sobre los sentimientos de Nacho hacia su ex pareja, al final el romanticismo ha resurgido entre ellos, hasta el punto de que Jenni ha afirmado que el pretendiente puede ser quien la ilusione de nuevo.
Jenni llegó a la cita dando guerra . Lo primero que hizo fue preguntar al pretendiente por su ex pareja: "¿Cuánto hace que lo dejaste con ella?". Nacho, que no se lo esperaba se quedó perplejo y le contestó que hacía unos meses pero que lo llevaba genial. Más sorprendido se quedó con la segunda pregunta de la tronista: "¿No sigues mandándola mensajes y diciéndole que quieres volver con ella?".
Al chico se le cambió la cara Jenni siguió metiendo el dedo en la yaga , y aunque algo lento de reflejos, terminó negándolo y justificándose: "Yo el último mensaje que le mandé fue para decirle que me olvidara, que olvidara a mi familia y hace, por lo menos, un mes y medio o dos meses". y le preguntó si le había comentado a alguien que estaba ahí para darle celos a su ex. Por supuesto, el pretendiente lo negó en rotundo: "Te estás confundiendo y me está doliendo", pero ella le aseguró que no se lo creía. Nacho lo único que añadió fue: "Yo he venido aquí por ti y te lo voy a demostrar con hechos".
El siguiente tema que tocaron no fue menos tenso Jenni le prometió a Nacho que a partir de ese momento comenzaba una nueva etapa que el primero, ya que se trataba del 'Caso Toño'. para ella. Él le pidio que mantuviera su palabra y que no le decepcionara, porque "Si yo me puedo ilusionar contigo, a mí me dolería que la otra persona siguiera por ahí rondándote". La respuesta de Jenni fue clara: "Puedes estar seguro, a partir de hoy, no existe nadie en mi cabeza. Y jamás he estado tan feliz y tan contenta y tan todo", y para terminar de demostrale que el chico le interesaba, le hizo una confesión: "Creo que puedo llegar a ilusionarme mucho contigo".
Como por arte de magia, la tensión desapareció y se creó un clima romántico . Los chicos no dejaban de mirarse, de tocarse y de hacerse mimitos. Tal era el tonteo entre ellos, que Nacho le propuso reproducir la famosa escena de la dama y el vagabundo con un espaguetti. Jenni aceptó, pero cuando todo apuntaba a que sus labios se iban a fundir en un bonito beso, la tronista se echó para atrás, dejándo al pretendiente con la miel en los labios. El fin de la cita había llegado pero parecía que ellos no querían separarse. Mientras se daban un largo abrazo Nacho le susuró al oído que se portara bien y que se acordara un poquito de él.
Tras la cita, y "Para ver como salía de la situación" y aseguró que lo había creído y que confiaba en él. A la tronista le gustaban mucho los mimos y las caricias, pero reconocía que "Es muy pronto para que suceda algo". Nacho aseguró que no tenía nada que esconder respecto a su ex, y que por supuesto, "No tengo ningún sentimiento hacia ella". El pretendiente dijo tener las cosas muy claras porque "Si no, no hubiera venido a por ella". Para Nacho era muy importante el contacto físico con Jenni: "La verdad que cuando la he visto tan cerca me han dado ganas de besarla". Jenni confesó que si había sacado el tema de la ex de Nacho era para tantearlo