Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jenni: "Creo que te estás riendo en mi cara"

Un pasito para delante, dos pasitos para detrás. Esta parece ser la historia de Jenni y Toño. Cuando uno está bien, el otro se enfada y viceversa. En su nuevo encuentro, los rumores y confesiones de plató hicieron mella y la catalana terminó abandonando la cita y dando un portazo de los que hacen historia.
 
 
Para intentar salvar la situación, Jenni comenzó a hacer arrumacos a su pretendiente preferido pero, éste se mostró muy reacio y la tronista optó por abandonar la cita antes de que las cosas fueran a más y comenzaran a discutir. Es evidente que la pasión está viva entre ellos pero no terminar de entenderse y de olvidar todos los fallitos que ambos han cometido.
 
 
La cita se presentaba perfecta para que los jóvenes dieran rienda suelta a su pasión sin embargo, a Toño no le había sentado demasiado bien la confesión que Jenni había realizado y así se lo hizo saber. Jenni dispuesta a zanjar el tema le aseguró que no estaba dispuesta a perder la cita hablando de los errores que tanto uno como otro habían cometido. Una decisión que no terminó de convencer al futbolista quien siguió metiendo el dedo en la yaga hasta encontrarse con varias borderías de su tronista.
Ya en plató, Emma quiso entender esta extraña relación y casi todos estuvieron de acuerdo en pensar que entre ambos solo iba a poder existir una relación basada en el sexo. Algo que no gustó a Jenni: "Eso ya lo hemos tenido y si solo fuera así no estaríamos aquí. Si piensas eso de mí, te estás equivocando". Por su parte, Toño también quiso dejar claro que él quería algo más de la catalana ya que, el sexo lo podía haber conseguido fuera.
En un tono mucho más relajado que en el del programa anterior, Maribel quiso dar su opinión y aunque, seguía asegurando que Toño no era el hombre adecuado para Jenni, le regaló algún que otro piropo. Unas palabras que fueron acompañadas de una reacción de Toño que enfureció mucho a la tronista. "Tiene una risa y una mirada que me hace pensar que se está riendo de mí en la cara".