Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jenni e Ismael acusados de nuevo

Jenni hasta el momento observaba los toros desde la barrera, lo que no se esperaba es que ella se convertiría en la próxima protagonsita de la polémica 'noche de los besos'. Al principio ha sido ella misma la que ha roto el hielo para decir "hay personas ahí sentadas que están jugando con nostras y con nuestros chicos". Y es que la madrileña parecía olerse lo que iba a pasar, "yo también me entero de las cosas", advierte.
Entonces ha sido cuando Álvaro, a punto de abandonar el plató, ha soltado la noticia bomba. Asegura que la misma noche que él besó a Marta, algo ocurrió en el otro bando pero "voy a dar la oportunidad para que lo reconozcan".
Ante eso nadie dice nada a excepción de Jenni que lo niega, pero asegura saber cuál es la razón de ese rumor. Cuenta que se ha enterado, por unas amigas, de una cena conjunta entre Álvaro, Tamara y Capponi, en la que el tema de conversación eran Marta y ella. Hasta ahí todo bien si no fuera porque la tronista piensa que Tamara está jugando sucio, "intentó fastidiar a Astry, ha intentado fastidiar a Marta y ahora lo está intentando conmigo".
Jenni no entiende cuál es el propósito de Tamara pero tiene claro que es la culpable de todos lo rumores que salen sobre ella. "No sé si tiene envidia porque un día le dije a Rafa que está bueno", ha dicho. La chica asegura que todos hablaron mal de las dos tronistas y que estaban acompañados por otras personas entre las que se encontraba "un chico que me amenaza". Emma no daba crédito a lo que estaba escuchando y le ha dicho a Jenni, "¿pero qué me estás contando?".
Jenni se encontraba un poco nerviosa y Álvaro y Tamara han querido dar su versión de los hechos, en la que ambos coinciden. Cuentan que quedaron para cenar porque el chico quería contarle lo que había pasado con Marta la noche anterior. Invitaron a Caponni y al italiano le pareció una buena idea. Fue entonces cuando le contaron a la ex tronista todo lo que había ocurrido con la catalana pero también que Jenni e Ismael hicieron algo más que hablar.
Los dos acusados niegan rotundamente que hayan tenido algún lío, pero los rumores sobre una posible relación entre ellos fuera del programa no hacen nada más que multiplicarse. Álvaro confiesa que no podía aguantar más viendo cómo él había sido sincero y ellos seguían engañando al programa. El joven siempre ha hablado bien de Ismael y le ha defendido cuando le han acusado de estar haciendo un papel, pero ahora ha querido desenmascararle. Ismael, por su parte, le ha dejado claro que su amistad había terminado pero Álvaro comenta que prefiere ser sincero aunque pierda un amigo.
Ante la rotunda negación de los dos acusados, Caponi no soportó más la situación y aseguró que él había sido testigo directo del rollo que los dos protagonizaron en las escaleras de un conocido bar de la capital. Incluso, aseguró que él tenía pruebas en su móvil de que tronista y pretendiente mantenían un contacto diario a través del móvil y de internet.
Jenni muy alterada se limitó a llamar mentiroso una y otra vez al italiano, al mismo tiempo que Ismael perdía unos nervios, muy controlados, y le increpaba. Sin embargo, Álvaro y Caponi no son los únicos que aseguran que la pareja mantuvo un contacto sexual la llamada noche de los besos, sino que Tamara ha asegurado que una tercera persona le ha prometido traerle pruebas de los hechos.
 
La polémica ha ido en aumento, tanto que Caponi ha llegado a acusar a Jenni de "borracha", Ismael ha dicho que Álvarito esa misma noche se enrollo con una rubia y con una morena, Jenni ha asegurado que un amigo de Tamara le amenaza telefónicamente... El caso es que hasta que no existan pruebas no se puede tomar ninguna decisión y tendremos que esperar al próximo programa para ver como termina este nuevo culebrón.