Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jenni: "Es un chico que tiene bastantes tablas, pero hay algo que no me termina de cuadrar"

Aitor sorprendió desde el primer momento a Jenni. Su seguridad, su aplomo y ganas sólo de conquistarla, dejaron impactada a la tronista desde su entrada. Y algo más sorprendida se ha quedado después de tener su primera cita, en la que Aitor ha demostrado ser un chico con mucha seguridad y unos objetivos muy claros.
Nada más sentarse en un banco y comenzar un ejercicio de piernas, Aitor dejaba ver que iba a por todas y desde el comienzo le explicaba a la tronsita su meta: "Vengo a escucharte y a comprenderte, que dentro de lo que tú ahora tienes como pretendientes, están pecando un poco y creo que echas en falta eso. Intentan gustar ellos y no que te gusten a ti".
Así de rotundo y seguro se mostraba Aitor es este primer encuentro con una Jennialgo sorprendida por la seguridad de su nuevo pretendiente. Mientras él le seguía explicando sus razones para querer conquistarla: "Si además el envoltorio te llama la atención, vamos a intentar conocer lo que hay dentro, ¿no?".
Aitor le comentaba a Jenni la imagen de inocente que le daba además de una imagen de chica dulce. Por su parte, Jenni señalaba que en televisión no se va a mostrar siempre cómo realmente es, para así guardar algo de su personalidad para que el chico que se marche de la mano con ella descubra cosas nuevas y así no se aburra. 
Además, el pretendiente le contaba la infancia por la que ha pasado y los momentos duros que ha tenido que vivir. Mientras, su tronista se quedaba con la 'boca abierta': "Me estás dejando embobada porque nunca he tenido una primera cita con un chico que me diga las cosas tan claras", le comentaba algo cortada.
De la infancia, Aitor pasaba a contar a Jenni aspectos sobre su vida actual, en lo que trabaja y su gusto por viajar, algo en lo que tronista y pretendiente coincidían. "Eres demasiado inocente, te lo digo en serio. Tu cara habla más que tu boca", le decía después de que ella confesara estar algo cohibída en esta primera cita.
La tronista explicaba su manera de ser: "Yo soy una persona que le intentan hacer daño las personas y a lo mejor no soy todo lo clara y directa que debería ser con vosotros". Aitor, por su parte, le declaraba que: "He hipotecado muchísimas cosas por venir aquí por ti", algo de lo que la tronista no dudaba. Y con estas importantes declaraciones se termianaba esta primera cita.
Por separado, Jenni confesaba que: "Es un chico muy atractivo, que parece que tiene bastantes tablas, pero hay algo que no me termina de cuadrar. Ha sido una cita con el contenido demasiado preparado, creo yo. Físicamente es mi prototipo de chico, ahora tengo que descubrir si hay algo más que un físico". Las impresiones de Aitor eran muy distintas a las de su tronsita: "Me deja entreveer que es una chica que puede aportar mucho más de lo que las cámaras pueden intuir. Pienso ir a por todas a por ella".
El tio de Aitor en plató
En plató, la tronista reconocía que tanta seguridad le asustó y le hizo desconfiar, pero que eso sólo fue una primera impresión. Tras ello, Emma volvía a recordar la historia familiar de Aitor, y tras unos segundos aparecía la persona más importante en su vida: Juan Jesús, su tio.
"Es mi vida. Es mi niño. Toda la vida con él, desde pequeño. Yo tenía 25 años cuando me hice cargo de él , yo le podía propocionar una vida mejor. Lo he intentado, lo he hecho, creo que lo he conseguido y a la vista están los resultados. Estoy super orgulloso de él", declaraba Juan Jesús muy emocionado, mientras que Aitor dejaba su puesto y se sentaba al lado de su tio.
"Él, en ese momento, era muy joven y no se tendría que haber hecho cargo de mi y lo hizo" , contaba Aitor agarrado a su tio. Ambos narraban que con 25 años, Juan Jesús tuvo que comenzar a ejercer de padre y madre de Aitor, que entonces sólo tenía dos años.
Jenni , por su parte, quería saber de boca de Juan Jesús cómo es realmente Aitor. Su tio le definía así: "Es cariñoso, hiperactivo porque trabaja y hace deporte. Ha tenido pocas relaciones, pero la chica que entró más en mi casa, la cogí muchísimo cariño".
Tras recibir un regalo de su tio, Aitor le agradecía todo su esfuerzo: "Ahora que tengo la oportunidad delante de todo el público que nos ve, agradecerte todo lo que has hecho por mi, pues simplemente eso. Gracias por todo y espero que esto continúe todo lo que sea posible".