Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jenni: "Me daré cuenta si me está engañando"

Una cita con muchas ganas, pero también llena de dudas. Jenni en este primer encuentro ha tratado de resolver todas las dudas que tenía con respecto a Fausto, y al parecer, tras la cita la tronista seguía con ganas de conocerle.
Antes de ver la cita, Jenni se mostraba un poco reticente con Fausto, ya que aseguraba que mucha gente, entre ellas su madre, le había dicho que no se fíe de él.
Pero esto se quedaba ahí, de momento, y pasaban a visualizar la cita que habían tenido. En ella con una partida de futbolín rompían el hielo, y luego aprovechaban para comenzar a conocerse.
 
"Físicamente me atraes un montón", aseguraba Jenni, pero acto seguido le explicaba las dudas que tenía después de haberle visto "tan detrás de Astry". Pero Fausto se justificaba diciendo que lo que le ocurrió con Astry no fue un dolor sentimental, sino un "dolor de sentirme tonto ahí sentado". Y el pretendiente dejaba claro que "si me tienes que echar échame porque no me quieras, no por nada de Astry".
 
Jenni también quería dejar zanjado el tema, y pasaba a aclarar otra de sus dudas. "Realmente, ¿cómo te gustan las chicas?", le preguntaba, porque a la tronista no le quedaba claro, ya que "Astry y yo somos totalmente diferentes". Fausto le respondía que a él le gustan las chicas "morenas como vos", y pasaba a piropear a la pretendienta diciéndole que "sos muy linda, me pareciste una persona que va de frente".
 
Quedaba claro que la tronista en esta primera cita lo que quería era aclarar todo tipo de duda sobre Fausto, y proseguía con las preguntas. Cuando le preguntaba por sinceridad, Fausto contestaba afirmativamente, pero en cuanto a la fidelidad, aseguraba que "siempre tuvo problemas".
 
Jenni le explicaba que "ya no me fío mucho de los chicos", y que él le confundía, porque "te veo con tu acentito, tan cariñoso, tan guay...", como queriendo decir que esto podía darle lugar a equívocos. La tronista lo único que pedía era sinceridad, ya que había llegado a sus oídos que "con Astry algunos la criticaban por detrás", y no quería que a ella le ocurriera lo mismo, ya que "si no te gusto, me lo dices, te levantas y te vas".
 
Tras la cita ambos estaban de acuerdo en seguir conociéndose. Fausto estaba muy contento, y Jenni decía haberle visto muy sincero. Además la tronista le había entrado por los ojos al pretendiente, ya que pensaba que "físicamente se ve una chica muy linda". Jenni sólo pensaba en no llevarse una desilusión con él, pero de todos modos aseguraba que "me daré cuenta si me está engañando".
 
Una vez se vio la cita en plató, Fausto prometía estar dispuesto a "intentar romper esa barrera". Jenni seguía insistiendo en sus dudas acerca de lo diferente que son ella y Astry, y que por eso no podía entender que le gustara. El pretendiente insistía en lo mismo que había dicho durante la cita, y es que para él "lo de Astry no fue nada sentimental".
 
Fausto proseguía explicándole a Jenni que él iba a ser muy sincero con ella, tanto si "te tengo que decir que hoy me gusta mucho como estás vestida, como si te veo fea o no, te lo diré". Además aseguraba que le gustaba que hubiera comentado lo que piensa su madre, pero que lo que quiere es que "vos veas que mi forma de ser no es lo que puede pensar tu mamá". Y para finalizar, se marcaba una "canción de cancha" personalizada para Jenni.