Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jenni pide y despide a su antojo

Tony renuncia y se pasa al otro bando
Al jerezano aún no se le ha olvidado que a Marta no le gustan los niños y, cuando todos pensaban que estaba la situación arreglada, el pretendiente se levantaba pidiendo a Jenni si "¿Te importaría que me cambiara a tu grupo?" Mira tú por donde, que la nueva tronista viene pisando fuerte y seduciendo a todo ser viviente con su físico de escándalo. Jennifer lo aceptaba encantada: "De momento no me importaría conocerte" y "Yo tengo un hermano pequeño así que no hay ningún problema". Antes de cambiarse, Tony quiso explicar a Marta que "Si me cambio no es porque no me gustes ni mucho menos, pero como cualquier padre del mundo, lo que más quiere es a su hijo y yo me lo llevaría a todas partes, y con los gestos que me hizo Marta el primer día, así no voy a llegar a nada con ella".
Jenni, ¿tan pronto y robando pretendientes?
Emma no podía hacerse la loca ante los ojitos que le estaba poniendo Jenni a Ismael. De modo que la presentadora hizo alusión a la situación e hizo que el plató estuviera a punto de arder. Hay un chico que me gusta mucho del bando de Marta y es Ismael. Yo se lo digo por si quiere cambiarse de bando", comenzaba Jennifer la pequeña polémica. A la catalana estas palabras no le hacían ninguna gracia y su cara comenzaba a pornerse roja por momentos. Pero la tronista supo aguantar con elegancia y señalaba que "Me he enfadado con la situación, con Jennifer no me puedo enfadar porque ella tiene sentimientos y yo no soy quien para controlárselos. Ahora la decisión está en manos de Ismael". Sin embargo, Ismael, a pesar de no ser el favorito de la madre de la tronista, aseguraba que "Estoy más que convencido de quedarme en este grupo porque yo quiero seguir conociendo a Marta". Así que Jenni lo ha intentado pero se ha quedado con las ganas y tendrá que conformarse con los pretendientes que tiene.
Fausto levanta sospechas
No hay que olvidar que el argentino era el favorito de Astry y además, estaba loquito por ella. Sus detalles y su forma de tratarla lo hacían ser un chico especial, pero el que aún siga ahí sentado y ahora quiera conocer a la nueva tronista, da mucho que pensar. ¿Sería todo cierto o es que el chico tiene una labia que a todas nos hace caer rendidas a sus pies? Jenni no es una de esas que se dejan engañar tan fácilmente y, como ella ha visto el programa y los conoce a todos muy bien, tiene algo de dudas de si Fausto de verdad quiere conocerla: "Me gustas, pero tú demostraste con Astry que estabas súper enamorado y eso a mí me descoloca un poco, ¿te gusto?" El argentino se explicaba y conseguía que Jenni le diera una oportunidad. Así, Fausto añadía que "Yo quería verte en persona, porque creo que el físico entra por los ojos. Me pareces muy guapa y quiero quedarme".
¿Ahora a por Rafa?
No contenta con intentar quitarle un pretendiente a Marta, Jenni decía que "Mi prototipo de chico es más así como Rafa". Sin embargo, calmaba a Tamara, que ya estaba sacando las garras, que "No te preocupes que está contigo". Y es que toda esta introducción venía a cuento porque, según explicaba la tronista, "Cuando estaba en el casting vi a un chico, que no se su nombre, sólo se que llevaba zapatillas negras, vaqueros y un jersey azul. Era moreno con los ojos claros y me pareció muy guapo. Me gustaría saber si quiere venir". Además, Jenni aseguraba que "Es un poco el estilo de Rafa". Pero el valenciano exclamaba que "¡Con Rafa no se puede comparar porque Rafa no tiene comparación!", aunque para él "Es todo un halago que una mujer diga eso de mí".
A Jenni no le gustan maduritos
"A primera vista me gustan todos", indica la tronista. Pero, al parecer y como ha asegurado ella, "Ángel, no es por ofenderte, pero mi madre tiene cuarenta años y no podría tener una relación contigo". Ángel también quería decírselo a Jenni, y es que a él tampoco le gustan las niñas: "Nos llevamos veinte años, no es que no me guste tu físico, pero yo he vivido mucho y a tí te queda más por vivir que a mí". De modo que el catalán decide abandonar y buscar el amor en otra parte.
¡Y tampoco los chicos con pelo largo!
Manu lo tiene bien difícil si quiere conquistar a Jenni. Para empezar, la condición necesaria para quedarse es cortarse el pelo. "No me gusta nada el pelo largo, si te lo quieres cortar..." aconsejaba la tronista al italiano. Caponni, como lo llaman amistosamente en plató, se tomaba a broma la petición de Jenni, pero ésta seguía insistiendo que "Es que lo tiene más largo que yo, no puedo". Entre tanta broma, la morena acabab confesando que "Tampoco es mi prototipo de chico ideal, pero si se cortase el pelo, a lo mejor". Pero Manu no estaba por la labor porque "Hace cinco años que lo llevo así, como soy surfero..." No obstante, Manu decía que "Por amor si me lo cortaría", aunque "Tiene que ser una cosa cierta". Manu pedía traerle a Jenni una foto suya con el pelo corto y "Si me da un cita, después vemos". Pero ninguno estaba dispuesto a dar su brazo a torcer y el pretendiente decidía abandonar el programa.