Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jenni: "Que le pongan una silla a mi lado"

Toño tuvo que enfrentarse a Blanca, su todavía tronista y a Jenni, la mujer por la que quiere luchar. Tras estos dos encuentros, el pretendiente no tuvo dudas de que quería un cambio de bando pero Jenni necesitaba algo más para convencerse de que Toño quería de verdad algo con ella y el pretendiente logró tomar, por fin, la iniciativa y hacerle una declaración de intenciones por escrito: "Prometo serle fiel, respetarla, darle todo mi amor, hacerla reir en los peores momentos, cuidarla todos los días (...) y por último, noche loca de pasión". Sin dua, toda una declaración de amor que convenció a Jenni quien le ofreció una silla a su lado.

La cita de Jenni y Toño tuvo lugar en un cirtuito de 'Quads' . Cuando los chicos se encontraron, Jenni fue directa y le preguntó al chico, "¿Qué crees que me puedes aportar?". Toño, no muy lúcido en su respuesta le contestó un "No lo sé". Esto hizo que la tronista catalana se pusiera algo más cañera y le dijera que "Tú te tienes que vender como pretendiente y tienes que decir 'Yo tengo esto, esto y esto', porque pueden entrar quince chavales mejores y, a lo mejor, mañana te vas a la calle".
Toño en vez, de captar el mensaje, se puso a la defensiva y le dijo que "si crees que los quince chavales son mejores que yo, dejas a los quince y me mandas a mi casa". Jenni, cada vez más nerviosa, le espetó: "La cuestión es que sepas responderme, pero es que no tienes ninguna salida Toño, y eso me cabrea". El chico, contestó con otro comentario, también, desafortunado: "Es que yo no sé lo que te puedo aportar todavía". La tronista, cada vez más inquieta y enfadada, no se contuvo y le dijo que "No tienes sangre ni hablando conmigo, tienes que ser claro, porque si no vas con las ideas claras por la vida, te va a ir fatal". Y terminó diciéndole que "¡Si solo te he preguntado qué buscas en una chica, y no has sabido contestármelo!".
Con esto, Toño reaccionó y le dijo a Jenni que él solo buscaba en una chica tres cosas, pero ante la cara que puso Jenni, se levantó y le dijo que "Mira, mandamos la cita a tomar 'viento' y ya está". La catalana le dijo que no se comportara así, pero él lo daba ya todo por perdido. Antes de que termianra la cita, Jenni le dijo que "Yo solo quiero saber que vas a estar ahí por mí", a lo que Toño le contestó que "Yo te lo diré cuando yo crea, pero la cosa es si tú quieres que yo esté ahí". Jenni le dijo que sí, que quería conocerlo, pero que no le gustaba su actitud, Toño se defendió diciendo que "Es que parece que no quieres". Al final, todo terminó con un bonito abrazo.
Tras la cita, Jenni dijo que "Me gustaría darle una oportunidad", aunque Toño no lo tenía tan claro, porque "La he visto con muchas dudas, pero yo claro que quiero estar ahí, porque la chavala me gusta mucho. Al final me he puesto nervioso y no sé lo que pasará". Según la tronista, esta cita "Me ha aclarado todas las dudas que tenía, aunque no me las termine de creer del todo. Y no creo que muestre mucho interés en querer conquistarme, por eso creo que me lo tengo que pensar".
Tras ver la cita, ya en el plató, Toño dijo que en casa había reflexionado sobre todas las preguntas de Jenni y le había escrito una carta. Jenni, con una gran sonrisa, dijo que "Estoy alucinando". El chico quería que lo leyera su futura tronista, pero Emma lo puso contra las cuerdas, y dejándo a un lado su timidez, tuvo que proceder a leerlo:
"Yo, Antonio González, como futuro pretendiente de Jennifer Ortiz, declaro todas mis intenciones y propósitos que quiero ofrecerle: Prometo serle fiel, respetarla, darle todo mi amor, hacerla reir en los peores momentos, cuidarla todos los días, compartir mi vida con ella, estar dispuesto a empezar una relación sea en el lugar que sea, y por último, noche loca de pasión".
Ante la sorpresa de todos, por estas palabras tan sinceras, aclaró que "Para la noche de pasión tengo que estar enamorado hasta las trancas de ella, claro". Jenni, alagada, sorprendida y encantada solo pudo decir: "¡Qué mono!", y ya más recuperada añadió: "Me sorprende que Toño tenga iniciativa, y nada, que le pongan una silla, ¿no?". Emma, antes de que Toño se sentara como pretendiente de Jenni, le advirtió, bromeándo: "Las palabras se las lleva el viento, pero estas están escritas".
Así, con este final feliz, Toño consiguió su propósito y se convirtió en el nuevo pretendiente de la catalana. Ahora, hay que esperar para ver si finalmente surge el amor entre ellos.