Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jennifer, la nueva tronista

La nueva tronista se hizo esperar, tres personas entraron en su lugar, y pese que a los pretendientes pensaron que a la tercera iba la vencida, aún tenían que esperar un poco. La hermana, la madre, y su mejor amiga se sucedieron en el trono para dar pequeñas pistas de lo que estaba por llegar. Pero finalmente Jennifer ocupaba el trono entre nervios y muchas ganas.
Miriam entraba con muchas ganas de dar pistas sobre la nueva tronista, con la que parecía más que encantada, "esta mujer es de armas tomar, pura víscera de las que a mi me gustan". Emma reiteraba que "es una chica que tiene las ideas muy claras".
Marta entraba con la primera parte de la silueta que tenía al lado del trono. "Estoy muy bien acompañada, traigo una pierna de la que va a ser vuestra chica", comentaba Marta, y añadía que "me encanta, y me encantará tenerla ahí al lado".
 
Pipi traía unas botas para el cesto que se encontraba junto a la silueta, porque "le gusta caminar por el campo, pero por el Vicente Calderón".
 
Primera "tronista": la hermana
 
"Aquí llego yo para enamorarme ", comentaba la supuesta nueva tronista, que aseguraba buscar "un hombre que sea cariñoso, guapo, atento y fiel". Pero ella resultaba ser Itziar, la hermana de la tronista, quien sabía muchas cosas de ella. El segundo objeto para el cesto de la tronista era una mariposa, que simbolizaba los nervios y sus ganas de encontrar el amor.
 
Itziar además añadía sobre su hermana que "es súper coqueta, y le gusta que la conquisten y conquistar". Manu y Ángel aprovechaban para mostrar su impaciencia, ya que se morían de ganas por ver a la nueva tronista. Fausto se interesaba por saber qué le gusta a la nueva tronista, "ir al cine, salir de paseo, el atletic...", comentaba Itziar, aunque también aseguraba que "tiene mal genio, cuando se levanta sobre todo". La hermana de la tronista iba a abandonar el trono que había ocupado durante unos instantes, pero no sin antes decir que "me encantaría ser pretendienta de Manuel, porque me encanta".
 
Segunda "tronista": la madre
 
"Me siento muy bien, muy a gusto", declaraba esta segunda supuesta tronista, y añadía que creía que "están muy misteriosos". Pero esta segunda tampoco era la nueva tronista, era su madre. Con ella llegaba el tercer objeto identificativo de la tronista eran unos guantes de boxeo, que definían su carácter. Además Pipi colocaba el brazo en la silueta.
 
Mari Ángeles, la madre de la tronista, advertía que "tengan mucho cuidado porque es una campeona y no la vais a engañar". José Acera trataba de comenzar ganando puntos con la suegra, y le preguntaba que cómo le gustaría que fuera el novio de su hija. Mari Ángeles sólo pedía "que sea sincero y no la engañe", y además aseguraba que "ella necesita un amor pasional". Además la madre de la tronista quiso advertir a los pretendientes, y les decía que "les va a costar trabajo, no es nada fácil".
 
David Morales entraba en escena, y aseguraba que "si no estuviera enamorado de mi mismo, bajaría de pretendiente". Y el gancho traía tres nuevas pistas sobre la pretendienta: "el pechito de la tronista, que dentro tiene un corazón muy grande de los colores del atleti, y la bufanda del atlético de Madrid".
 
Tercera "tronista": su mejor amiga
 
Una tercera persona entraba a ocupar el trono. Esta nueva, aseguraba tener "ganas de encontrar al hombre de mi vida", y que lo que buscaba era sobre todo que "sea cariñoso, que sea fiel, que me trate bien y que me cuide como una princesita". Y sobre su pasado amoroso comentaba que había tenido "más ranas que príncipes". Hablaba sobre los pretendientes comentando que "hay alguno que destaca más que otro", y se mojaba diciendo que "José me parece muy mono".
 
Manu, sin embargo, tenía sus dudas acerca de que esta fuera la tronista, ya que él "pensaba que era morena". Por otro lado José no perdía el tiempo, y le dedicaba el primer piropo a esta supuesta tronista, "los ojos que tiene son los del color preferido de mi chica". Emma le aclaraba a José y al resto de pretendientes, que "no va a ser ella la tronista".
 
La tercera en ocupar el trono era Verónica, "somos amigas desde que nacimos", aseguraba. Y comentaba que nunca se habían peleado por amor, ya que "nos gustan los chicos tan distintos que no solemos tener problemas". Emma quería que se aventurara y dijera cual de los pretendientes daba más el perfil de chico de la nueva tronista. Verónica finalmente se decantaba por Ferchu, que "es un poco su estilo".
 
Su mejor amiga también comentaba acerca del carácter de la tronista en una relación, y aseguraba que "es un poco de todo",  "es muy liberal, es una chica muy atrevida, no le gustan nada las relaciones rutinarias". Verónica también traía un objeto para el cesto, y era una figurita, "porque espero que de aquí aparte de que salga con su chico ideal, suenen campanas de boda, y yo por supuesto yo sea la madrina". Y además traía la cara para la silueta misteriosa.
 
La tronista que fue pretendienta
 
Emma comentaba que no va a ser la primera vez que la nueva tronista pisaba el plató, ya que anteriormente fue pretendienta.
 
La nueva tronista fue primero pretendienta de Antonio, pero decidió pedir el cambio para conquistar a Alex. El francés la besó a modo de juego para ver que sentían las otras pretendientas, y ella se fue entre lágrimas y muy dolida por el juego del tronista.
 
La nueva tronista: Jennifer
 
La verdadera tronista por fin entraba a plató, y le regalaba un efusivo abrazo a Marta, su compañera de trono. "Estoy muy bien", aseguraba Jennifer, aunque también declaraba estar "atacada", y que el vídeo de lo acontecido con Alex le había puesto un poco más nerviosa.
 
 
Emma quiso destacar la efusividad de Ferchu cuando la vio entrar, y es que el pretendiente parece estar como loco con la nueva tronista. "Hombre que si me ha gustado, se me ha encendido el pelo y todo", bromeaba Ferchu.
 
Además, Emma daba paso a Tony, pretendiente de Marta, que pedía el cambio de tronista, y quería saber si Jenni le iba a permitir estar entre sus pretendientes. "No tengo ningún problema", aseguraba la nueva tronista, quien es una fiel seguidora del programa, y ya tiene ventajas porque les conoce un poco a todos.