Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Llega la Moralesmanía

En el programa anterior algo entre Marta y David Morales se quedó en el aire. El gancho lanzó la propuesta de tener una cita con la tronista, pero ella no tenía claro si se trataba de una tomadura de pelo o si relamente lo decía en serio. Al final, su insistencia ha ablandado a Marta y Morales ha ocupado una de las sillas como pretendiente.
David Morales le pidió una oportunidad a Marta para compartir con ella un encuentro pero la tronista se quedó echa un lío, por ello todo se quedó a la espera de la decisión de ambas partes. Uno por si se decidía a bajar como pretendiente, y la otra por si lo aceptaba.
Erik , antes de saber cuál era la decisión final, ha lanzado una advertencia al gancho. "No nos llegas ni a la suela de los zapatos", le ha dicho. Los demás compañeros no han querido intervenir y simplemente han secundado las palabras del valenciano con un efusivo aplauso.
David considera que la que tiene que tomar la decisión es Marta, "porque como tengan que decidir esos personajes". La catalana ha sido muy clara, "mi respuesta depende de lo que sea su objetivo". Ella no quiere que todo esto se convierta en un juego y por ello le pregunta si lo hace por un reto o si de verdad quiere conquistarla. David le responde rápidamente, "hay dos diferencias: yo no salgo por las noches y puedo estar el 100% contigo, y no tengo sed de televisión". Además compara sus músculos con los del gimnasio de algunos de los pretendientes, "yo tengo dos músculos que hacen muy feliz a la mujer y durante toda la vida, uno es el cerebro y el otro no me dejo llevar por él".
Marta, encandilada con sus palabras, sólo ha podido decir "baja". David ha acudido a su encuentro y ha aprovechado para tocarla y abrazarla, "a una mujer como esta hay que valorarla y acercarse".
Pipi , muy ingenioso como siempre le ha dicho al muevo pretendiente "tienes más moral que el Alcoyano y se va a quedar aquí la Moralesmanía". A ver si esa táctica es la que le sirve para llegar al corazón de nuestra tronista.