Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luismi y Fran, dos menos en la carrera del amor

Jennifer llegó al plató dispuesta a entregar una carta a cada uno de sus pretendientes sin embargo, no le dio tiempo a decir ni una sola palabra. Y es que, Luismi lo tenía muy claro, la catalana no es la mujer que quiere tener a su lado. Pero, la cosa no quedó solo en eso. Jennifer se dio un golpe considerable y Luismi terminó saliendo con la cara colorada.
 
 
Jennifer no se tomó nada bien que Luismi se fuera a marchar y sacó la carta que le había escrito. Dispuesta a darle los pedacitos de una carta rota se levantó muy indignada y el suelo de plató le jugó una mala pasada.
 
 
 
 
El malagueño quiso dejar claro que eran las formas las que le molestaban. Y es que, el está buscando a una mujer con unos principios definidos. Ante estas palabras, Jennifer fue sincera y confesó que era una persona muy superficial y que estaba convencida que entre ellos no iba a encontrar al padre de sus hijos. Lo que pretendía no ser una discusión, sacó el tema de Toño y este no pudo evitar saltar y asegurar que los rumores que trajeron a plató, las pretendientas de Manuel, eran ciertos.
Minutos después de que Luismi abandonara el plató, Jennifer quiso hacer una confidencia y aseguró que a Blanca le gustaba Luismi. Ante la confirmación de Blanca, Emma le pidió que volviera a entrar en plató. Pero, antes Maribel quiso decir unas palabras y aseguró que el andaluz había asegurado en maquillaje que era mucho más cómodo estar en plató que ser policía municipal y se quería hacer famoso en los medios. Un comentario que dejaba claro cuales eran los objetivos del malagueño en el programa.
Aunque, Luismi intentó demostrar que eso no era verdad, no consiguió convencer a Blanca y se tuvo que marchar por la misma puerta que había entrado.
Jennifer quiso sacar otra carta y le dijo a Fran que aunque le parecía un niño encantador, estaba convencida de que con él no podía llegar a nada. Un poco dolido, Fran se despidió de todo el mundo y aseguró que estaba convencido de que la catalana estaba enamorada de Toño y estaba haciendo perder el tiempo al resto de pretendientes.