Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luismi: "Ella pide unas cosas que no sé si yo puedo ofrecer"

Rodeados de exotismo Astry y Luismi han tenido su primera cita. Ha sido una primera toma de contacto que ha servido para aclarar muchas cosas, y es que su relación no ha empezado con muy buen pie, ya que la tronista le dijo primero que sí, luego que no y vuelta al sí, que dejó completamente confundido al pretendiente. Ahora es él el que parece no estar muy seguro de complacer a Astry.
Luismi quería quitarse la espinita y decirte a Astry lo mal que se había sentido en la expulsión en masa en la que se vió involucrado. "No tienes que tratar a los demás como no quieres que te traten a ti",aconseja a la tronista. Claro está que este chico no le baila el agua y le confesó que en ese momento pensó "estás haciendo daño a los demás".
Astry, consciente de la cara de susto del pretendiente, con los ojos como platos, quiso tranquilizarle "no me como a nadie". Además quiso aclararle de nuevo el por qué tomó la polémica decisión, "fue un momento de nervios y pagaste el pato". Luego le dijo que se arrepintió.
Cambiando un poco de tema, aunque no sabemos si escogió una mejor opción, Luismi le dijo a Astry "tengo mucha facilidad para enfadar a las chicas". Ya veremos cómo afectará esto a una mujer tan sensible como la cubana que ya ha demostrado en más de una ocasión que todo se lo toma muy a pecho.
Para el pretendiente la cita le ha dado la posibilidad de conocer a la verdadera Astry. Por su lado, la tronista se ha lle vado muy buena imagen de él, que hasta el momento no había tenido la oportunidad.
En plató, las cosas cambiaron un poco y es que no era todo tan bonito como parecía. Astry lo achaca a que "él estaba muy nervioso" y piensa que ella le asusta. Miriam comparte su opinión, "yogurines cero", dice la asesora que piensa que Luismi no puede hacer frente a las exigencias de Astry.
Luismi, lejos de defenderse, como todos esperaban, ha reconocido "ella pide una serie de cosas que yo no sé si le puedo ofrecer". Parece que el joven, de 22 años, no sé siente preparado para formar una familia, "no es lo mismo una relación seria que niños". Aún así, Astry le ve con posibilidades y por el momento sigue ocupando su silla como pretendiente.