Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maikel abandona definitivamente: "Con Silvia tendría buen sexo, pero nada más"

Rubén quiso celebrar su séptima cita con Silvia en el paraíso de muchas mujeres: en una zapatería. La cita se ha desarrollado con total normalidad, y no han faltado los ya habituales arrumacos y besos entre ambos. Sin embargo, uno de los besos que se han dado ha levantado una polvareda sin precedentes y con una consecuencia clara: el abandono de Maikel.
Cuando se visionó la cita en plató, la cara de Maikel ya hacía presagiar lo que finalmente ocurriría. El pretendiente no podía aguantar todo lo que tenía que decir y explotó rápidamente. Según Maikel, Silvia iba decidida a darle un beso a Rubén en la boca, pero él apartó la cara y se lo terminó dando en la mejilla. Esta afirmación ha pillado por sorpresa tanto a la tronista como a Rubén y los dos no han tardado en desmentirlo. Pero Maikel no ha podido confiar ya en Silvia y ha confesado que no le cree.
Silvia ha acusado a Maikel de haber estado haciendo el paripé, y . Sin embargo, según la tronista, con ella ha estado quejándose todo el rato y ha tirado la toalla a la primera de cambio. "Se nota que no te gusto de verdad", ha confesado la canaria. ha recordado que en su anterior andadura en el programa como pretendiente de Marisa luchó hasta el final
Maikel ha discrepado y ha aclarado que si se ha quejado es porque es el único sincero de entre los pretendientes: "Muchos piensan lo mismo que yo pero se callan". Rubén, su compañero del alma, no ha tardado en defenderle, y ha confirmado que Maikel es el más sincero y que muchas veces, fruto de esa sinceridad, dice cosas que duelen. Aún así, el gallego no considera que Silvia le fuera a dar el beso en la boca.
La tensión sexual que hay entre ambos no parece llevar a algo más, y tanto Silvia como Maikel se han acusado mutuamente de no gustarse lo suficiente. "Aquí estamos para conocer a gente, pero si no te gusta cómo me comporto con los demás chicos no entiendo qué haces aquí", ha dicho Silvia. Este empujón de la tronista era lo único que le faltaba al pretendiente para decidirse a abandonar. Sin embargo, Maikel ha querido hacer una apreciación antes de irse del plató: "Silvia me gusta y tendríamos buen sexo, pero nos tiraríamos los trastos a la cabeza. Busco otro tipo de principios en una chica".
Esta afirmación ha dañado sobremanera a la tronista porque ha vuelto a introducir la duda sobre sus intenciones: "No busco sólo sexo". La canaria se ha derrumbado y ha abandonado también el plató. , el tercero en discordia, ha corrido en su ayuda, pero necesitaba estar sola. El gallego ha intentado convencer a Maikel para que recapacitara, pero su decisión ya estaba tomada: ". Rubén Silvia se había acabado su andadura en "Mujeres y Hombres
Pero una relación tan intensa necesita una despedida digna, y Maikel ha intentado tenerla con su ya extronista. El madrileño ha aclarado que no ve que su relación funcione y ha confesado que no quiere calentar la silla así porque sí. Silvia ha aceptado y ha deseado lo mejor a su expretendiente. Ya en plató, Rubén no ha escondido su malestar por lo ocurrido y ha reconocido que, si Silvia se va con él, no va a saber si es porque no está Maikel o si porque de verdad es el favorito.