Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Maikel morreándose con una chica?

Cuando parecía que Maikel había salido ileso de su noche loca en Benidorm, Tamara levantó de nuevo su libreta para decir: "¡Confidencia!". Una información había llegado al programa asegurando que el pretendiente de Silvia se había besado la noche anterior con una chica vestida de blanco. Maikel lo negó y Tamara aseguró que su negativa era la clave para que salieran las pruebas a la luz. ¿Habrá fotos en esta ocasión? Silvia la espera con miedo.
  
 
 
 
Pero, la cosa no quedó, Tamara tenía una nueva confidencia que contar. En esta ocasión, no había sido uno de sus confidentes sino que un testigo había escrito al programa asegurando que Maikel se había vuelto a saltar las normas. La información aseguraba que el pretendiente se había besado con una chica vestida de blanco a la salida de la discoteca en la que trabaja. El pretendiente más tranquilo que de costumbre comentó que eso era mentira y que no tenía miedo a nada.
Tamara saltó como un resorte y aseguró que esa era la clave para que el testigo sacara a la luz las fotos que demostraban su confidencia. "Qué saque las fotos que me río en tu confidencia", aseguró Maikel al escuchar las palabras de Tamara. Silvia se levantó y quiso conocer el contenido del mail que tenía la gancho en sus manos. El madrileño no tenía nada que ocultar y volvió a pronunciarse: "Si salen esas fotos te juro que me levanto y me voy". Maikel estaba de lo más tranquilo y juró a Silvia por lo que más quería que eso era mentira y  que él no había estado con nadie la noche anterior.
Tras la negativa del pretendiente solo quedaba esperar a que el confidente enviara sus pruebas.Sebi y Fabián no se metieron a juzgar si la confidencia era verdad o mentira pero sí quisieron expresar sus sensaciones. Sebi pidió a Tamara que no volviera a llamar tonta a su tronista y Fabián lanzó un mensaje a sus rivales Rubén y Maikel: "Si realmente os importa Silvia dejar que jurar por vuestra perrita y por lo que más quieres y dejar de hacerla llorar".