Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maite: "Emilio va por el buen camino"

Tras el ultimátum dado por Maite a Emilio, y después de que la tronista le avisara de que el saco de oportunidades se estaba vaciando, el estudiante ha tomado nota y se ha aplicado en su quinta cita. Emilio se ha informado y ha averiguado que Ghost es una de las películas que más le gustan a la madrileña, así que ha preparado un encuentro en un torno de alfarero. Emulando la famosa escena de la película protagonizada por Demi Moore y Patrik Swayze, por fin ha habido contacto físico entre los dos.
Maite ha reconocido que ha surtido efecto la advertencia que le hizo a Emilio, el cual ha reconocido que empieza a sentirse bien con ella. "Antes estaba nervioso y no podía ni hablar", ha reconocido el pretendiente. Sin embargo, el pretendiente se ha quedado con ganas de más, y así se lo ha hecho saber a Maite. No han emulado a pies juntillas la famosa escena, pero el pretendiente sí que ha logrado arrancar un abrazo de su tronista. El barro ha manchado la ropa y el cuerpo de ambos, pero a ninguno le ha importado demasiado.
Para Emilio, por un lado, ha sido la mejor cita que ha tenido con ella. Maite, por otro, ha experimentado un momento de tensión al pensar que se iba a acercar a ella "más de la cuenta". Sin embargo, la tronista ha salido contenta del encuentro y ha afirmado que va por el buen camino.
Ya en plató, Vicente ha sentenciado la relación entre los dos, y ha declarado que la cita demuestra que no va a surgir nada entre Maite y Emilio. "Te hubiera gustado más que la cita la hubiera hecho Iván", ha confesado el gancho. La tronista, por su parte, ha rechazado tal afirmación. Aunque haya reconocido que Emilio es el pretendiente que más cosas tiene que demostrarle, la madrileña recuerda que va por el buen camino, y que siente algo por él.