Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maite abre los ojos a Emilio

Reunidos en un banco de un parque al atardecer, La intención del pretendiente era clara: tener una toma de contacto con su tronista y, de paso, averiguar por qué Maite no había querido tener ninguna cita con él antes. Según Emilio: "Me sentía desplazado". Maite y Emilio han tenido su primera cita.
Sin embargo, Maite descolocó al pretendiente asegurándole que él fue precisamente el que más le llamó la atención desde el principio. Emilio no podía salir de su asombro, ya que pensaba que era todo lo contrario, y que no quería tener una cita con él porque no había nada que le atrajese.
Según la tronista, Emilio tiene algo que le llama la atención, pero que no sabe especificarlo. También le gusta la idea de que sea estudiante y que al mismo tiempo esté trabajando. A sus 28 años, el pretendiente de Maite compagina los estudios con el periodismo deportivo.
Uno de los principales hobbies de Emilio es el deporte. Sin embargo, para Maite lo es el baile, motivo de choque entre ambos, según el pretendiente, porque, asegura, se mueve bastante mal en cuanto a baile se refiere.
Emilio es el mejor situado
Miriam, ya en plató, ha apuntado que Emilio es el mejor situado para conquistar a Maite. Cree que tiene un aura de pureza y un tono conciliador que hace mucha falta. David, por su parte, ha echado en cara a todos los pretendientes, y especialmente a Emilio, la falta de decisión en sus citas. Para conquistar a Maite, ha dicho, hace falta que se muestren como son.