Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maite no ha concedido credibilidad a los rumores y ha renovado su confianza a Emilio

Tamara soltó un bombazo en el anterior programa, y un testigo ocular corroboró sus informaciones. Según ambos, Emilio se lió con una chica en una discoteca madrileña. Los demás pretendientes le apoyaron, en un acto sin precedentes, sin fisuras y con determinación, además de increpar al testigo del engaño a Maite. Sin embargo, la tronista no se había manifestado todavía, y el anterior programa terminó con las manifiestas ganas de la madrileña por dar su opinión. Maite ha preferido no creer las informaciones del testigo presente en el plató a causa de las dudosas pruebas.
Tal y como ha dicho la tronista, la difícil visibilidad desde un lado a otro de la discoteca no garantiza que haya pasado exactamente lo que se dice que ocurrió. "A lo mejor me equivoco creyendo a Emilio, pero el testimonio del testigo no me lo creo por la forma que ha tenido de expresarlo. No me transmite confianza", ha añadido la madrileña. Frank, por otra parte, ha aportado unas fotos de aquella noche en las que se ve a la chica en cuestión. Sin embargo, ella no era más que una amiga de la infancia de David, el cual ha desmentido totalmente las acusaciones.
 
 
Maite: "El saco de las oportunidades se va vaciando"
Con los ánimos más apaciguados, Maite y Emilio han afrontado su ya en un ambiente muy intelectual. Consciente de la afición que la tronista tiene por arte, el pretendiente le ha convocado en una sala de exposiciones. Sin embargo, Maite ha ido a su encuentro con la intención de aclarar su situación porque, según la tronista, . Además, le ha echado en cara su falta de entusiasmo con ella. Emilio, por su parte, lo tiene muy claro. Ha visto en ese beso una relación entrañable y mucho más amistosa que amorosa. "No me puedo sentir celoso por eso", ha declarado el futuro periodista. cuarta cita Emilio no se alteró frente al beso que le dio a David en la cita que tuvieron en su pueblo
Pero la incertidumbre de Maite ha ido más allá. Según ella, y en relación con la cita que tuvo con Iván, Emilio también se ha mostrado indiferente. Además ha apuntado que falta chispa entre ambos. Sin embargo, Emilio lo ha negado y ha confesado que la procesión va por dentro. Según ha dicho el pretendiente, su actitud no ha sido pasota: "Me importas, y está claro que falta chispa en el plató, pero para eso están las citas".
La evolución de Emilio ha sido clara y contundente, pero parece que para la tronista no ha sido suficiente. Respecto a esto último, Maite ha avisado que no le gustaría volver a las reprimendas que tuvo hacia él en el principio. Sin embargo, el madrileño ha reconocido que aquellas reprimendas han servido para que haya cambiado su actitud. Tal y como ha reconocido la tronista, Emilio ha gastado casi todas las oportunidades que podía darle, y ha avisado de que su paciencia se está acabando. Aún así, la esperanza es lo último que se pierde, y Maite ha podido vislumbrar un cambio de actitud en su pretendiente que le anima a seguir confiando en él. Emma también es consciente de ello, y ha señalado que por fin está siendo capaz de mostrar sus sentimientos, algo totalmente imposible cuando entró en el programa. "Cada vez soy más yo", ha concluido Emilio.