Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maite expulsa a Iván y se queda destrozada

El rumor que soltó María en el anterior programa sobre su supuesto beso con Iván y su posterior lío con una camarera de la discoteca ha tenido graves repercusiones. A Maite también le habían llegado informaciones del exterior que lo corroboraban por lo que ha acabado echándole ya que no confiaba en él. Sin embargo esta decisión, que ha tomado con la cabeza y no con lo que le decía su corazón, ha hecho que se desplomara ya que era el pretendiente que más le gustaba.
en cambio el desmentía sus palabras y afirmaba que fue María la que le estuvo buscando durante toda la noche.
María comenzó el programa empeñada en seguir demostrando que decía la verdad y aseguraba que tenía testigos que vieron ese beso: Karmen, Rafa 'El Bombero' y Emilio. Sin embargo este último, que se encontraba en el plató, negaba haber visto nada. María ha empezado a ponerse nerviosa por el supuesto encubrimiento que estaban haciéndose entre ellos, y . La tensión era tan grande en esos momentos que Emma ha optado por acabar echando a ambos del plató. La reacción de Iván, poniéndose tan nervioso y poniendo tanto en empeño en demostrar que decía la verdad, . Sin embargo, se ha preferido dar por concluido el programa y hablarlo todo con más calma en el siguiente cuando los ánimos estén relajados y hayan podido asimilar todo lo sucedido. se ha levantado muy encolerizada hacia Iván instándole a que dijese la verdad han sido argumentos suficientes para que Maite confiara y creyera en sus palabras
En el nuevo programa, . Aunque el pretendiente seguía afirmando que había sido fiel y que no tenía nada que ocultar, la tronista no confiaba del todo en él puesto que también le habían llegado rumores por otro lado. Pero lo que más le dolía a Maite es que mostrara esa actitud tan agresiva y despectiva hacia las mujeres, que le hacía recordar episodios pasados de su vida. Maite estaba serena pero afectada debido al encuentro que tuvo con Iván a la salida del plató
Iván ha pedido perdón a todo el público, al programa y, sobre todo, a Maite por las malas formas empleadas, sin embargo la tronista aseguraba que nunca había estado tan enfadada. Y su enfado ha aumentado aun más cuando han sacado una nueva fotografía en la que se podía ver al pretendiente con una chica en actitud muy cariñosa. Maite le ha reprochado una frase que le dijo en una cita y que hacía alusión a que él nunca se mostraba cariñoso con gente que no conocía, por lo que no entendía que estuviera dándole un beso a la chica de la imagen. Emilio tampoco entendía el comportamiento de su compañero ya que aseguraba que esa misma chica también le pidió hacerse una foto con él y, en cambio, no se le ocurrió propinarle ese beso.
Después de esta inculpación, han venido las del resto de pretendientes y es que ninguno le creía y todos le han acusado de ser una víctima y de no pensar en Maite. Pero . Esta discusión ha completado por destrozar a Maite que ha roto a llorar inconsolablemente. Iván también ha explotado y ha dicho que todos son unos falsos y que Maite no debería fiarse de ellos, ya que tienen una cara delante de las cámaras y otra detrás. la mayor tensión se ha producido con Nitro al que han tenido que calmar para que no llegara a las manos con Iván
Llegados a este punto, Maite no sabía qué hacer con Iván. Aseguraba sentirse bloqueada y no sabía si dejarle en cuarentena, echarle o dejar que se sentara. Finalmente, Maite ha sido tajante y ha asegurado que podría perdonar una infidelidad, pero jamás podría perdonar una tomadura de pelo por su parte cuando ella se ha posicionado tanto en su favor. La tronista tenía la duda sobre si él estaba en el programa expresamente por ella, debido a todas las informaciones fiables que le estaban llegando del exterior. Iván le ha dicho que si no confiaba en él le echara y Maite, totalmente desconsolada, ha acabado expulsando al que hasta el momento era su favorito. "No puedo más, contigo es un día bien y otro mal y esto me supera", le ha dicho entre lágrimas en su despedida, asegurando que estaba tomando esa decisión con la cabeza y no con el corazón. Sin embargo Iván no estaba conforme y le ha sentado mal que no le diera el beneficio de la duda y le juzgara antes de tiempo sin pruebas reales.
Aunque Iván ya estuviera fuera del programa, Maite no tenía claro haber tomado una buena decisión por lo que le ha pedido una última cita en la que poder aclarar y hablar sobre todo lo sucedido en un ambiente más calmado y en la que zanjar el tema, tanto como para bien como para mal. Después de todo lo sucedido, Maite ha salido fuera del plató para intentar tranquilizarse y asimilar todo lo que había pasado durante el programa y ha acabado viniéndose abajo y derrumbándose por completo. Iván ha ido a consolarla y hablar con ella, pero Maite le ha pedido que se fuera puesto que su presencia no le hacía ningún bien en ese momento. Sin embargo, si ha aceptado la compañía de Vicente que ha conseguido animarla y hacerla ver que le quedan un montón de chicos que realmente si están allí por ella.