Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manuel y Silvia, en punto muerto

La chispa entre Manuel y Silvia se ha difuminado. Su cita fue un intento más para aclarar sus sentimientos, que cada vez parecen más confundidos. El trío que forman junto a Jenni sigue unido y no se ve en el horizonte que vaya a romperse próximamente. En el plató, todos intentaron ayudar al trio calavera a tomar una decisión sobre su futuro.
La cita resultó más fría de a lo que Manuel y Silvia nos tienen acostumbrados. Las dudas se reflejaban en el rostro de la pretendiente, "no sé si voy a soportar una final las dos, si es que va a llegar", apostillaba. El tronista intentó animarla a continuar porque "si fuerais tan amigas no estaríais ahí".
Silvia decía sentirse "fatal" porque es "como si le hubiese fallado". "¿Lo dices por Javi?", le preguntó Manuel. Silvia no dió respuesta. La tinerfeña sorprendió a Manuel cuando con estas palabras: "Yo te respeto un montón, y a lo mejor es como amiga". Manuel no salía de su asombro, "¿Cómo amigos?".
"Después de 10 citas o 20 citas, que sientas más ese rollo con Jenni, a mí me echa para atrás, cariño" , con esto Silvia dió muestras de estar sintiendo celos hacia su compañera, amiga y ahora rival, "yo no puedo verte con Jenni ni de coña", aseguró.
Después llegó el turno del sevillano para explicar qué es lo que piensa y aclarar las cosas. "Eso de que yo estoy jugando es mentira, al revés, he pensado que las que estabais jugando erais vosotras", afirmó. La situación a la que se enfrentó Manuel el otro día en plató cuando sus dos pretendientes amenzaron con abandonar le hizo replantearse las cosas, "he dudado mucho de ti", le confesó Manuel.
A pesar de las confesiones de uno y otro, sí pudimos apreciar el cariño que aún hay entre los dos y Manuel no cesó de coquetear y de arrimarse a Silvia. "No te pongas así, porque te beso, así que fuera" le advirtió Silvia. "Podría pero no", le contestó Manuel. Silvia confesó que Javi había intentado ayudarla: "me ha dicho que está jugando y que no cree que se quede con ninguna".
Por otro lado, Manuel insiste en que no está engañando a nadie y que quiere lo mejor para las dos: "hace una semana y pico, dos, yo no tenía nada claro y lo más probable era que me fuera sólo del programa", "si veo que ellas van a pasarlo muy mal, prefiero que una de las dos se vaya y la otra se queda tranquila o que se vayan las dos que yo no quiero jugar con ellas ni con sus sentimientos para nada.
En plató, Silvia dijo tener claro sus sentimientos hacia Manuel: "me encanta, sigo por él, está claro, pero hay muchísimas cosas que me echan para atrás". El problema radica en que "no sé si voy a tener la fortaleza para seguir luchando por él", aunque "soy una persona que lucha hasta el final por todo y me gustaría luchar hasta el final por él". Sin embargo, Silvia se siente agobiada por el hecho de que Jenni sea su amiga, "de que le gustemos las dos, que diga que una de las dos se vaya (o las dos)".
Astry intentó aconsejarla: "Lo que te pasa es que os agarráis unos calentones... Su amiga está en el medio y siempre está pensando en si actúa, no actúa. Una de las dos tiene que desaparecer". El consejo de Miriam fue diametralmente opuesto: "Si este trío se deshace ya no hay amor ni nada. El morbo de estas tres personas es que están juntas y unidas, y se tienen que ir las tres y hacer una familia poliamorosa porque faltan piezas en el puzzle para que se pueda formar una pareja y una de las dos se vaya".
Como dice Emma, esta es una historia con un final incierto.