Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manuel estaba enrollado con Jenni y con Silvia, al mismo tiempo

En el programa anterior vimos como Jenni y Silvia hacían pública su reconciliación y estaban dispuestas a sacar a la luz, el gran secreto que ocultaban las amiguísimas. Una verdad, que hacía que el sevillano comenzara a retorcerse en su trono ya que, los tres habían protagonizado un triángulo amoroso fuera de plató.
 
Eso sí, a todas estas palabras le han acompañado los gestos de sorpresa y decepción del cronista y la frialdad de dos mujeres despechadas que en todo momento habían permitido que el sevillano jugara con ellas.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Jenni: "Todo comenzó con la famosa cita a cuatro con Manuel y el torero. Esa cita continuó por la noche en el hotel. Fue nuestro primer encuentro. Ahí podemos decir que nos conocimos un poco. A raíz de ahí Manuel empezó a tener contacto conmigo. Él me había comentado que me quería conocer. Cometí el error de tener contacto con él. Estuvimos una semana hablando y me dijo que le diera la oportunidad de conocerme porque Silvia le daba asco".
Silvia: " A mí me decía que no le dejara solo con Jenny en el programa, que Jenny le daba asco".
Jenni: "El día antes de pedirme quedamos en el hotel y nos besamos".
Manuel: "Ellas eran conscientes de lo que había con cada una de las dos".
Silvia: "Yo no le gustaba nada ¿no? Y no sabía cómo echarme del programa por si abría la boca".
Manuel: "Yo estaba dispuesto a contarlo todo".
Silvia: "Jenny me contó que su cita fue intensa y yo le dije que la mía también. Nos hiciste lo mismo a las dos. Me contó que estuvo contigo en la habitación porque le llamaste diciéndole que no querías dormir solo".
Manuel: "Júramelo. Tú me llamaste porque querías verme y yo te traté muy borde. La que llamó llorando que quería dormir conmigo era ella".
Silvia: "Que tu juego se acabó, después de dos meses mareándonos. Has sido un rastrero con nosotras. Yo le pedí a ella que me jurara que no había estado con él y él me dijo que sí".
Manuel: "Yo he mentido por ellas, porque teníamos contacto fuera y yo no soy traicionero".
Ante tales acusaciones y revelaciones, Emma no da crédito a lo que está pasando y les pregunta a las chicas que como han sido capaces de aceptar que Manuel estuviera manteniendo relaciones con la dos al mismo tiempo y sobre todo, como han sido capaces de mantener esta mentira durante casi tres meses.
Manuel: "Se me está culpando a mí, cuando el primer contacto fue por parte de Silvia. Cometí un fallo y pido disculpas. Con Jenny me besé en el hotel y Silvia no paraba de insistirme. Cómo me habéis decepcionado las dos".
 
Manuel: "Lo siento, pero a mí me gustaban las dos y lo hice por asegurarme..."
Pipi: "Solo te queda una salida; pedir perdón y marcharte".
Rafa: "¿Esto es un pacto entre tres o es que Manuel quería montárselo con las dos?"
Jenni: "No había ningún pacto, todo lo que ha pasado es verdad. A Manuel le gustábamos las dos".
Manuel: "Ha habido engaño entre ellas, pero yo no las he traicionado".
¿Asco por Silvia?
Silvia: "Nos mareabas y yo te daba hasta asco".
Manuel: "¿Y sabes por qué?  Porque me insististe mucho en el hotel".
Silvia: "No me echaste porque tenías miedo a que hablara".
Manuel: "¿Por qué habéis contado todo esto ahora?"
Jenni: "Porque estábamos picadas hasta que hemos hablado este finde".
Silvia: "Yo la dignidad la he perdido fuera del programa, no dentro".
Manuel: "Silvia, por favor, me buscaste tú".
El principio de la historia
Silvia: "¿Cómo comenzó la historia?"
Manuel: "Por un mensaje en el facebook que yo te escribí y tú me respondiste".
Miriam: "Estoy cabreada. Él tiene mayor responsabilidad porque es el tronista. Ahora me encajan muchas cosas, sobre todo de Silvia".
Manuel: "Reconozco que he metido la pata y me da coraje que ellas cuenten la historia a su manera".
Jenni: "Aquí hemos quedado mal los tres".
Silvia: "Hemos engañado a toda España".
Manuel: "No voy a ponerme a vuestra altura porque sé cosas de vosotras dos".
Silvia: Yo también sé muchas cosas tuyas.
La versión de Manuel
Manuel: "Estuvimos en el hotel. Me llamaron y yo dudé de si hacía bien que vinieran. Insististeis y os dije que vinierais pero que no iba a pasar nada. Silvia, quisiste darme un beso y yo no te lo di".
Silvia: "Es mentira".
Manuel: "¿Por qué me hacéis esto?"
Jenni: "Por lo que le decías a Silvia de mí, me vendías una moto que no era. Me estabas poniendo verde con Silvia".
Silvia: "Si te dejé de gustar ¿por qué me tenías ahí?"
Manuel: "A mí Silvia me gustaba y quise saber si era solo una atracción física. Después de esa noche vi que no".
Silvia: "Han pasado dos meses. Un día me dijiste si haríamos bolos fuera juntos".
¿Y se lo habían creído todo?
Manuel: "Es difícil negarle el contacto a una persona que te gusta. Pero actualmente ya no hay nada".
 
Silvia: "¿Y los mensajes de hace dos semanas en los que me decías que te había conquistado?"
Manuel sigue en sus trece
 
Vicente: "Es triste y vergonzoso. Ahora entiendo porqué Manuel defendía al torero. Nos habéis tomado el pelo".
Manuel: "El contacto no lo he tenido con nadie de fuera y si no he dicho nada ha sido por no dejar mal a esas dos".
Emma: "Esto ha sido un trío desde el principio y termina como un trío".
Ana: "Manuel no tiene toda la culpa. Él ha mentido, pero ellas desde el principio le han hecho caer porque es un hombre y la carne es débil".
 
Manuel: "La culpa es de los tres".
Los motivos del engaño
 
Silvia: "Por amor".
Manuel: "Ellas me gustaban y quise probar fuera. Tenía que haberlo dicho, pero soy tonto e inocente. No pensé que fueran a contar nada. Para mí ellas estaban fuera de concurso. Yo siempre les he dicho que tenían la libertad de irse.
Silvia indignada
Manuel: "Tú me has decepcionado especialmente".
Silvia: "Yo te apreciaba hasta que descubrí que seguías teniendo contacto con ella. Me decepcionaste".
Manuel: "Vosotras sabíais que no iba a tener nada con ninguna. Soy tonto y no quise echaros".
Silvia: "No nos echabas por miedo a que habláramos. Yo te tenía aprecio y te quería un montón".
Manuel: "Hasta ayer hemos tenido contacto ¿qué te ha pasado de repente?"
Silvia: "Yo no he hecho ningún papel. Mis lágrimas eran ciertas".
Continuará...